Noticias

El emotivo reportaje fotográfico que una mujer hizo de su propio parto

El emotivo reportaje fotográfico que una mujer hizo de su propio parto
book-4
0 Comentar

En los últimos tiempos se han puesto muy de moda los reportajes fotográficos de partos. Y es que son muchas las parejas que deciden contratar a un profesional para que capture con su cámara ese momento tan íntimo y especial como es traer una nueva vida al mundo. Lo hacen con la intención de guardar para siempre un recuerdo de uno de los instantes más especiales de toda su existencia.

Precisamente por esa tendencia hemos podido conocer y disfrutar de un sinfín de books de ese tipo, sin embargo, el que ahora ha llegado hasta nuestras manos es realmente especial y único. ¿Por qué? Porque ha sido la propia parturienta, una fotógrafa, la que lo ha llevado a cabo.

La autora-parturienta

La mujer que ahora ha conseguido convertirse en viral gracias al trabajo fotográfico tan singular que ha presentado no es otra que Lisa Robinson-Ward. Una mujer que está especializada en la realización de instantáneas para bodas y retratos, aunque ahora ha llevado a cabo el book más importante de su vida, el que ha tomado durante el tiempo que pasó dando a luz a su segundo hijo.

¿Por qué hacer un book?

Lisa y su marido tienen un hijo de 9 años y desde hacía tiempo habían intentando darle un hermanito. Sin embargo, a pesar de que en dos ocasiones consiguieron un embarazo, este al final se interrumpía de manera natural.

Por esa circunstancia, la pareja decidió resignarse y no volver a intentar tener otro pequeño. Sin embargo, hace un año y medio aproximadamente se toparon con la sorpresa de que la mujer se encontraba en estado y este superaba la barrera de los tres meses para continuar de la manera más normal posible.

De ahí que, por lo especial que estaba siendo y porque consideraba que iba a permitir hacer realidad su sueño de ser madre por segunda vez, optó por pensar cómo hacerlo aún más único. ¿Qué hizo? Tuvo la idea de que quería que todo el parto quedara registrado con una cámara, pero no sólo eso. Tuvo claro que sería ella misma la que tomaría las fotografías, aunque es cierto que dudó de si podría conseguirlo, debido a los dolores y a las circunstancias que rodean ese momento. Sin embargo, lo logró y ahora nos ha permitido disfrutarlas.

book-1

Las instantáneas

Hace seis semanas fue cuando vino al mundo Anora, la hija de esta fotógrafa, y todos podemos seguir testigos de cómo fue el nacimiento gracias a que su mamá tuvo la “sangre fría” de poder tener en su mano la cámara de fotos con la que trabaja y capturar todo lo que sucedía.

Así, la serie que ha dado a conocer en la Red, nos muestra desde lo que fue su llegada al hospital hasta las primeras monitorizaciones que se le realizaron por parte del equipo médico o incluso las atenciones y muestras de cariño que en todo momento le dio su marido como una manera de calmarla, de animarla y de dejarle patente lo que la ama.

Sin embargo, las instantáneas que más sorprenden son las del parto en sí. Instantáneas que comienzan con los rostros de la enfermera y del médico que atendieron a Lisa quien, no ha dudado en exponer, que ambos profesionales se quedaron alucinados cuando la vieron entrar al paritorio con la cámara, pues nunca les había sucedido que una parturienta decidiera capturar por sí misma ese momento. No obstante, no pusieron ningún tipo de impedimento para que pudiera hacerlo.

A partir de ese instante, fue cuando comenzó el alumbramiento en sí y sorprende que, con las molestias y trabajo que tenía que estar realizando, pudiera tomar imágenes tan bonitas y profesionales. En concreto, en las mismas se puede ver perfectamente cómo los profesionales sanitarios proceden a sacar al bebé, cómo el marido de la protagonista se emociona sin control al ver por primera vez al rostro de su pequeña o incluso como ese procede, con las indicaciones médicas, a ser el que le corte el cordón umbilical.

book-3

Como no podía ser de otra manera, el book que nos ocupa concluye con dos instantáneas que quizás son las más especiales de todas:

  • Una en la que conocemos a Anora, que parece que ha nacido preparada para ser fotografiada y es que posa muy bien ante la cámara, a la que mira directamente y con un rostro que sencillamente enternece.

  • Una segunda, en este caso realizada por la madre de la fotógrafa, en la que la mamá abraza por primera vez a su pequeña, lo que supone que no pueda evitar emocionarse al sentir el contacto piel con piel. Y es que, por fin, después de haberlo soñado tanto tiempo lograba tener un segundo hijo.

book-5

¿Qué te parece este trabajo fotográfico?

Noticias relacionadas

Lo más vendido

Categorías

Últimas noticias