Nutrición

Recetas frías para niños

recetas-frias
0 Comentar

Ahora que comienza el buen tiempo y que el verano es cada vez más inminente, llega el momento de que los padres preparen el armario de sus hijos adecuadamente, es decir, que les compren la ropa que les permitirá lucir a la moda y, sobre todo, frescos para soportar esas altas temperaturas. Pero no sólo eso, también es el momento de que les cambien la alimentación apostando por recetas frías que les resulten más agradables de comer, sin que dejen de ser sanas, completas y equilibradas.

Muchas son las opciones en ese sentido, no obstante, a continuación vamos a dar a conocer varias que son realmente apropiadas para los próximos meses y que les encantarán a los más pequeños de la casa:

Ensalada César

recetas-1

En muchas ocasiones, puede resultar complicado que los niños apuesten por tomar verduras. No obstante, en esos casos lo mejor que se puede hacer es pensar en recetas que les puedan resultar atractivas visualmente y que cuenten con otros productos que sí les gusten.

Partiendo de esa premisa, una buena alternativa es la conocida como ensalada César, que se prepara con los siguientes ingredientes: lechuga, picatostes de pan, yemas de huevo, pollo, queso parmesano, aceite de oliva, salsa César y sal.

Una vez con todos esos productos en la cocina, llega el momento de ponerse “manos a la masa”:

  • En una sartén con aceite de oliva hay que preparar el pollo a la plancha. Una vez que esté listo y se deje enfriar, se procederá a cortarlo en pequeños dados.

  • En ese mismo aceite del pollo, se llevará a cabo la fritura de los picatostes hasta que queden tostados. Este paso se obviará si ya se compran directamente listos.

  • A continuación, habrá que coger un bol en el que añadir la lechuga, esos trocitos de pan, los dados de pollo y las yemas de huevo también cortadas. A estos ingredientes se les regará con la mencionada salsa César, que se puede comprar tal cual o bien prepararla en casa, y finalmente se procederá a rallar por encima el queso parmesano.

Ensaladilla rusa

recetas-2

Esta es una de las recetas más tradicionales y apropiadas para el verano que a todos nos gusta, ya seamos mayores o niños. Para prepararla se necesita comprar huevos, patatas, mahonesa, zanahorias, guisantes, sal y atún.

Con todos esos alimentos, lo que quedará es proceder a elaborar siguiendo estos pasos:

  • Lo primero que se tiene que hacer es cocer tanto los huevos como las patatas, cada uno en los tiempos recomendados de cocción.

  • De la misma manera, también hay que cocer las zanahorias, una vez que se hayan pelado, lavado y cortado en dados.

  • El siguiente paso, cuando los mencionados ingredientes estén listos, será proceder a pelar los huevos y las patatas para, acto seguido, cortarlos también en pequeños trozos.

  • Después se cogerá un bol y se añadirán las patatas cocidas, los huevos, las zanahorias. A estos se sumarán también los guisantes, el atún desmigado y un poquito de sal.

  • El último paso consistirá en verter sobre los mencionados ingredientes la mahonesa que se desee.

Esta es, digámoslo así, la receta más básica de la ensaladilla rusa. No obstante, hay quienes a la misma le añaden otros muchos más ingredientes tales como pimiento, aceitunas, palitos de cangrejo…Para gustos, los colores.

Brochetas de frutas

recetas-3

Igual que sucede con las verduras, por regla general, a los niños les cuesta mucho comer fruta. Por ese motivo, sus padres deben hacer uso de todo su ingenio para presentársela de tal manera que les “entre por los ojos” y así no puedan resistirse a comerla.

Precisamente una forma adecuada de hacerlo es optar por ponérsela en la mesa a modo de brocheta. Para eso, deben conseguir unos palos de madera para cocina, que se pueden comprar en cualquier supermercado, y las piezas de frutas que quieran utilizar. En este caso, teniendo en cuenta que es para niños y que se trata de una receta pensada especialmente para el verano, recomendamos elegir plátano, sandía, melocotón, melón o manzana.

El proceso de elaboración es muy sencillo:

  • Sólo hay que pelar todas las frutas y proceder a cortarlas en dados pequeño del mismo tamaño.

  • El siguiente paso consistirá en ir insertando los citados trozos en el palito de madera. Al hacerlo hay que ir alternando todas las frutas, es decir, un dado de sandía, luego otro de manzana, después el de plátano…Y es que el colorido que presentará la brocheta resultará muy atractivo y llamará la atención de los más pequeños.

Las tres recetas frías citadas seguro que les encantan a los niños. No obstante, tampoco hay que olvidarse de otras igualmente apropiadas para la temporada estival tales como los tomates rellenos de atún, el salmorejo, el gazpacho de fresas, la ensalada de naranja y yogurt, las brochetas de pasta, los huevos rellenos o las cremas de verduras.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias