Embarazo

El segundo embarazo. ¿Por qué es distinto?

segundo-1
0 Comentar

Muchas son las mujeres que después de tener un primer hijo, toman la decisión de ampliar la familia y apuestan por un segundo embarazo y así darle un hermanito a su primogénito.

Si tú te encuentras en esa tesitura, debes saber que este segundo periodo de gestación va a ser diferente al que tuviste antes. Sí, tenlo claro. Va a ser distinto por muchos y variados factores:

1-Más tranquilidad

De manera indiscutible, una de las cosas que marca más la diferencia entre el primer embarazo y el segundo es que este es mucho más tranquilo. El hecho de que la mujer sepa ya cómo transcurre el periodo de gestación, en qué consisten las pruebas médicas que se tiene que realizar o qué síntomas puede experimentar le hacen que esté mucho más relajada y menos nerviosa. Y es que es normal que las primerizas tengan tantas dudas y temores que se encuentren “alteradas”.

2-Menos estrés

Muy en relación con el punto anterior se encuentra este otro, que viene a determinar que las gestantes que esperan su segundo hijo están mucho menos estresadas que la primera vez. ¿Por qué? Porque ya saben claramente en qué consiste el embarazo y cómo es el parto, ya tienen claro cómo cuidar a un bebé, ya poseen la mayoría de los objetos que se necesita tener en casa para la llegada del pequeño…Es decir, cuentan con toda la información que en el primer periodo de gestación las mantenía estresadas, ya saben a lo que se enfrentan y eso les hace no estar tan angustiadas por todo.

segundo-2

3-Distinta evolución física

Otra de las cosas que diferencia claramente a los dos embarazos es que la evolución física del cuerpo de la mamá suele ser distinta. En concreto, estos son los aspectos que se subrayan al respecto:

  • Su vientre crece antes en el segundo periodo de gestación, porque su piel y sus músculos ya han pasado por eso y están algo más relajados. Así, si la primera vez no se le notaba la barriga hasta el quinto o sexto mes, en la segunda esa comenzará a hacerse ya visible en torno al tercer o cuarto mes.

  • Asimismo, distintos estudios llevados a cabo han venido a dictaminar que, por regla general, es habitual que las embarazadas cojan menos peso cuando esperan su segundo hijo que durante la gestación del primero.

  • Notará antes los movimientos del bebé. En concreto, los expertos indican que si en el primer embarazo los mismos eran perceptibles en la semana 20, aproximadamente, ahora los sentirá en la semana 14.

4-Más molestias

Además de todo lo expuesto, no podemos pasar por alto tampoco que se considera que los segundos embarazos, por regla general, suelen provocar que las mujeres incluso tengan más síntomas y molestias que cuando fueron primerizas. En concreto, se plantea que es habitual que sufran mucho más cansancio y que tengan mayor número de dolores de espalda, por ejemplo.

segundo-3

5-Parto más sencillo

Frente al hecho de que el segundo embarazo resultará más molesto y con mayor número de síntomas, está la circunstancia de que se considera que, por regla general, cuando llegue el momento del parto este será mucho más fácil y rápido que la primera vez.

En concreto, debido a que el cuerpo “guarda memoria” del primer alumbramiento, está preparado para afrontar otro. De ahí que se considere que las mujeres que dan a luz a su segundo hijo dilatan más rápido, cuentan con menor número de complicaciones y, además, se topan con el hecho de que tendrán menos pérdidas de sangre e incluso es más extraño que tengan que ser sometidas a una episiotomía.

Es decir, que afrontarán un parto mucho más sencillo y más corto. Sin olvidar, por supuesto, que quizás también sea menos doloroso, en tanto en cuanto, ya tienen experiencia del primero y pueden estar más informadas acerca de técnicas, medidas o métodos que pueden emplear para reducir al máximo las molestias.

Otras diferencias

Además de las expuestas hasta el momento, se considera que hay otra serie importante de divergencias entre el primer y el segundo periodo de gestación, como pueden ser estas:

  • La mujer se recuperará mucho más rápido del segundo parto.

  • Se considera también que las féminas que tienen un segundo hijo cuentan con menos probabilidad de sufrir depresión postparto.

  • Existen menos conflictos en el seno de la pareja, ya que ambas partes son conocedoras de todo lo que supone afrontar un periodo de gestación, el alumbramiento y el posterior cuidado del bebé.

  • En la espera del segundo bebé se evita caer en errores que se cometieron la primera vez, tales como pueden ser dejarse influenciar por la familia para elegirle el nombre, escuchar a todo el mundo respecto a cómo afrontar los síntomas, comprar artículos para el pequeño que luego no se utilizan para nada, realizar muchísimo gasto en ropa que luego se le pone dos días…

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias