Nutrición

Vitaminas en la alimentación de los niños

vitaminas-niños
0 Comentar

De manera indiscutible e incuestionable, una de las cosas que más preocupa a los padres respecto al bienestar y salud de sus hijos es la alimentación que llevan a cabo. Y es que son perfectamente conscientes de que la misma va a ser, en gran medida, responsable de que puedan crecer sanos, fuertes y sin carencias nutricionales de ningún tipo.

Así, no sólo deben velar porque dicha dieta que siguen sus pequeños sea sana, completa y equilibrada sino también porque cuente con la cantidad de vitaminas que esos necesitan. Y para conseguirlo que sea así es importante que, en primer lugar, los adultos las conozcan en profundidad y puedan desterrar de sus cabezas ideas absurdas y falsas que sobre esas se han establecido como verdades irrefutable y no lo son.

Para ayudarles en ese aspecto, en BabyAffinity vamos a dar a conocer a continuación varios aspectos claves sobre las mencionadas vitaminas:

Las vitaminas y los superalimentos

Una de las primeras cosas que los padres deben conocer respecto a los mencionados elementos es que se pueden encontrar en multitud de productos que tenemos en casa. No obstante, hay algunos que se identifican por el hecho de que no sólo ofrecen varios tipos de vitaminas sino que, además, son especialmente saludables y están recomendados que se incluyan en la alimentación de los más pequeños porque las aportan de una manera absolutamente equilibrada

Se tratan de lo que se conoce como superalimentos y entre los mismos se hallan tanto el brócoli como las manzanas, el chocolate negro e incluso los espárragos.

vitaminas-1

Vitamina C

Cuando pensamos en vitaminas, prácticamente todos pensamos primero en la llamada vitamina C, que está recomendada que esté presente en la dieta de cualquier persona, incluidos los niños, a diario. Sobre la misma merece la pena tener claros varias ideas, tales como estas:

  • La creencia popular dictamina que se puede encontrar en mayor medida y cantidad en los cítricos, como las naranjas. No obstante, hay que ser conscientes de que existen otros alimentos que incluso son más ricos que esas en el mencionado elemento. Este sería el caso, por ejemplo, del ya mencionado brócoli, del pimiento rojo e incluso de las grosellas.

  • Es antioxidante, contribuye al correcto mantenimiento de los huesos y los cartílagos, mejora enfermedades y afecciones relacionadas con la piel y contribuye a que el sistema circulatorio se encuentre en perfecto estado de forma.

  • No hay que pasar por alto que ayuda, de igual modo, a perder grasa.

 

¿Cuándo tomarlas?

Existe la leyenda urbana de que si se toman las vitaminas en ayunas resultan mucho más efectivas o de que si no se ingieren en ese momento, antes de comer nada, no realizan sus funciones de la manera correcta. Sin embargo, es eso una leyenda urbana.

La verdad al respecto es que se pueden ingerir a cualquier hora del día, cuando se considere oportuno o cuando más apetezca.

vitaminas-3

El zumo, fuente de vitaminas

Los padres que vigilan adecuadamente la alimentación de sus hijos en pro de que tomen la cantidad necesaria de vitaminas, optan, de manera habitual, por prepararles zumos. Y está claro que esa es una buena medida, ya que, por regla general, a los más pequeños les encantan. Se pueden ingerir a cualquier hora del día, tanto como parte del desayuno como incluso merienda saludable.

Al respecto es necesario que los padres sepan algo interesante y que se ha visto influenciado por una idea falsa que ha pasado de generación en generación. En concreto, siempre se ha creído que cuando se preparaba un zumo natural había que ingerirlo de manera inmediata porque si no perdía todas sus propiedades. Pero eso es mentira, distintos estudios e investigaciones que se han llevado a cabo han dejado patente que esa bebida se puede tomar en el plazo máximo de doce horas desde que se exprimió la fruta sin que pierda ninguna de esas citadas propiedades.

Otros datos de interés

Los expuestos hasta el momento son quizás los aspectos más importantes que merezca la pena conocer sobre las vitaminas para los niños. No obstante, también es interesante que los padres sean conscientes de estos otros aspectos al respecto:

  • El exceso de las mismas no es bueno. Por eso, cuando los adultos tengan dudas al respecto de las que deben formar parte de la alimentación de los pequeños, lo que deben hacer es proceder a consultarle al pediatra.

  • Deben quitarse la idea de que las vitaminas sacian, eso es falso. Con estas ocurre todo lo contrario, que pueden llegar a hacer que aumente el apetito.

  • La mejor forma de que los pequeños de la casa aporten a sus organismos las vitaminas que necesitan para crecer sanos y fuertes es que opten por tomar varias piezas de fruta al día así como verduras. Esa es la recomendación que realizan los expertos en nutrición.

 

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias