Cuidados del Bebé

La lactancia materna en niños que están hospitalizados

triptico-3
0 Comentar

Muchas son las madres que a la felicidad por el nacimiento de sus hijos tienen que añadir también cierta tristeza en el momento que esos tienen que quedarse hospitalizados. Hacer nacido de manera prematura, tener un peso bajo o presentar algún tipo de complicación sanitaria son algunas de las situaciones que pueden llevar a que se dé esa dura situación, en la que las mujeres reciben el alta y se marchan a casa mientras que sus bebés siguen en el centro sanitario.

La preocupación por saber cómo van a evolucionar y las ganas de saber cuándo recibirán la autorización para poder abandonar ese lugar son sentimientos que, de manera irremediable, experimentan esas féminas. No obstante, no hay que pasar por alto que, de la misma forma, muchas se ven molestas o incluso dolidas por el hecho de que se les impida o dificulte notablemente el que le puedan dar el pecho a sus recién nacidos.

Precisamente por esa circunstancia, por los obstáculos que pueden tener en el camino para que lleven a cabo como les gustaría la lactancia materna y para informarles de todo lo que gira en torno a la misma, es por lo que la AEP (Asociación Española de Pediatría) ha procedido a presentar un tríptico al respecto.

El tríptico

El Comité de Lactancia Materna de la mencionada asociación es el que ha procedido a realizar el documento que viene a convertirse en una herramienta fundamental para que la mujer que tiene a su bebé hospitalizado pueda conocer sus derechos respecto a seguir dándole el pecho y a estar a su lado.

Así, por ejemplo, no sólo plantea a las madres en esa situación que comuniquen a los doctores su intención de seguir amamantando a sus hijos a pesar de estar ingresados sino también que hay un derecho claro al respecto planteado en la Carta Europea de los Derechos de las Niñas y los Niños, de 1986. En concreto, en esa se determina que “si el bebé requiere ser hospitalizado, la madre debería poder ingresar con él o, al menos, permanecer con su hijo las veinticuatro horas”.

triptico-2

La importancia de la lactancia materna

En el tríptico llevado a cabo por la AEP se realiza una enumeración de todos los aspectos por los que es importante que la mujer lleve a cabo la lactancia materna, aunque su hijo esté ingresado. En concreto, se determina que no sólo se trata de alimentar al pequeño de la forma más saludable sino que también es un apoyo y ayuda que se le presta a ese para que lleve lo mejor posible la estancia en el hospital.

Así, entre otros aspectos, viene a dejar patente su importancia a través de las siguientes máximas:

  • El simple hecho de que una mujer coja a su hijo ingresado en brazos ya le va a servir a este para tener consuelo y para sentir la protección y la seguridad que necesita ante un entorno que le es absolutamente desconocido.

  • La leche materna es la base de la alimentación de los menores de seis meses, es el mejor alimento y les aporta nutrientes, líquidos e incluso anticuerpos que les son de gran ayuda a la hora de mejorar sus defensas y recuperarse cuanto antes de sus dolencias.

  • De la misma manera, se determina que darle el pecho al hijo es una manera de contribuir a que se reduzcan los dolores que puede experimentar por los tratamientos y procedimientos a los que esté siendo sometido. Y todo eso es gracias a las propiedades que tiene el mencionado alimento.

  • Asimismo, en cuanto al valor que tiene la lactancia materna, desde la AEP se dan a conocer varias situaciones especiales que requerirán que esa acción se lleve a cabo siguiendo unas pautas concretas y determinadas. Un ejemplo es que cuando los niños tienen diarrea aguda, la leche de la madre es fundamental a la hora de evitar que se deshidraten.

  • Se puntualiza, de igual modo, que si el bebé va a tener que pasar por el quirófano es recomendable no sólo que esté en contacto previo con la madre para ir a la operación mucho más tranquilo sino también que puede tomar el pecho hasta tres horas antes de ser intervenido.

triptico-1

 

Consejos de la AEP

En el documento que nos ocupa, el Comité de Lactancia Materna no ha pasado por alto tampoco incluir varias recomendaciones de ayuda para las madres que tienen bebés hospitalizados. A estas les da consejos tales como estos:

  • Hay que confiar en el personal sanitario.

  • Se le debe indicar al médico el deseo de querer seguir dándole el pecho al niño.

  • Es importante que descansen y que pidan ayuda a sus seres queridos cuando la necesiten.

  • En el caso de que el pequeño no pueda comer, es igualmente importante que lo cojan en brazos y le den mimos porque ese le transmitirá cariño, seguridad y protección.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias