Embarazo

Fotografías con mucho sentido del humor sobre el embarazo

fotos-embarazo
0 Comentar

Hace unos días te dimos a conocer que una fotógrafa profesional llamada Danielle Guenter había llevado a cabo la realización de una serie de imágenes titulada “Best Case Scenario”, con la que venía a plasmar, con mucho sentido del humor, lo que era la faceta menos positiva de tener un hijo.

Pues bien, hoy lo que queremos presentarte es otra colección de instantáneas que ha realizado y que, en este caso, giran en torno al embarazo. En concreto, se da en llamar “What the Bump?!” y viene a reflejar, también de manera divertida, algunas de las situaciones a las que tienen que hacerle frente las gestantes durante los nueve meses.

Náuseas por doquier

fotos-1

Como es sabido por todos, uno de los síntomas más habituales que las embarazadas tienen que sufrir durante el primer trimestre, sobre todo, es el conjunto de náuseas matinales. Arcadas y vómitos se convierten en “el pan nuestro de cada día”, a pesar de que intentan reducirlos siguiendo distintos consejos que les dan personas de su entorno e incluso sus médicos.

No obstante, aunque se pueden disminuir en cierta medida, hay féminas que no pueden cortar esas náuseas del todo, tanto es así que les aparecen en el momento más inesperado. Y, de esta manera, se refleja en la fotografía de Danielle Guenter, en la que la gestante aparece intentando vomitar en plena reunión de trabajo, teniendo como recipiente su propio bolso y provocando que el resto de asistentes, sientan tal asco que también sufren arcadas.

Sal, sal, sal…de una vez

fotos-2

Cuando se entra en la recta final del embarazo, indudablemente surgen un sinfín de temores acerca de cómo transcurrirá el parto, pero también existe una gran ilusión por tener ya al bebé en brazos y comenzar una nueva vida en familia. Sin embargo, ese deseo se retrasa en algunas madres que ven cómo llega el momento de que se salga de cuentas y el pequeño parece no decidido a salir.

¿Qué hacen en ese caso? Siguen todas las recomendaciones existentes acerca de los métodos naturales y eficaces que se pueden acometer para provocar el parto de manera natural. Y entre las mismas se halla, sobre todo, caminar y la práctica de actividad física, en general. De ahí que pasen a convertirse en deportistas con ímpetu en ese momento, lo que hace que sus casas se transformen en gimnasios. Todo porque el pequeño nazca.

Ay, el bebé ya está aquí

fotos-3

Quizás después de haber propiciado que llegara el parto o sencillamente porque es el momento que estaba previsto, la mujer rompe aguas y comienza así la recta final para tener al niño en brazos. Lo que pasa es que, a más de una gestante, le ha sucedido que esa rotura de la bolsa se le ha producido en el lugar y en el instante menos adecuado.

En concreto, en la instantánea se percibe como la embarazada se da cuenta que el bebé viene en camino porque rompe aguas durante el viaje que está realizando en metro. ¡Horror! o ¡Ay, la leche! es lo que parece que piensa esta fémina que parece cruzar las piernas para intentar cortar el “agua”, pero vamos que no, que eso no es un grifo. Y todo al tiempo que pasan por su cabeza un sinfín de preguntas: ¿qué hago?, ¿llamo a mi pareja para que me recoja o voy directamente al hospital? ¿me bajo en esta parada o sigo en metro hasta el hospital más cercano? ¿aviso a una ambulancia o cojo un taxi?…

El hijo ayudante

fotos-4

Si complicado es ponerse de parto cuando se está sola, ¿no lo es más si llega ese momento mientras que se está con el otro hijo? Puff, la respuesta es complicada. Por un lado, esta última situación es más difícil, en tanto en cuanto que no se sabe hacer con ese pequeño porque hay que cuidarlo y la mujer no está precisamente para poder prestarle mucha atención.

Pero, por otro, si el pequeño tiene ya unos cuantos años puede ser de gran ayuda. Así, por lo menos, se refleja en esta instantánea que ahora nos ocupa. Y es que en la misma el hijo de la gestante que acaba de romper aguas no sólo le ayuda a buscar un taxi para desplazarse sin demora hasta el hospital más cercano sino que también no duda en prestarle atención a su mamá que ve que lo está pasando mal. Por eso, mientras intenta encontrar un vehículo para acudir al centro sanitario, no deja de darle la mano a la mujer para que pueda sentir su cariño, su respaldo y su energía.

¿Te ha sucedido a ti alguna de estas situaciones planteadas a través de la serie fotográfica que nos ocupa o has tenido que hacerle frente a alguna incluso más complicada? Cuéntanos.

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias