Noticias

Nace un bebé vivo tras la muerte de su madre

canada-1
0 Comentar

Periódicamente accedemos a informaciones relacionadas con bebés que nos sorprenden y que nos hacen creer que existen los milagros. Y precisamente una de esas noticias es la que hoy ha llegado a nosotros. Se trata, ni más ni menos, que del nacimiento de un bebé vivo después de que su madre hubiera muerto.

¿Dónde ha sucedido?

En Canadá es donde ha tenido lugar este caso que ahora vamos a contarte y que es una mezcla de tragedia y alegría. Concretamente todo ha sucedido en la ciudad más grande del país, en Toronto.

Los protagonistas

Las figuras que se han convertido en protagonistas, para mal en un caso y para bien en otro, son una madre y un hijo:

  • Candice Rochelie Bobb, de 35 años de edad, que ha muerto estos pasados días estando embarazada.

  • El hijo de la mujer que, afortunadamente, ha conseguido sobrevivir a pesar del fallecimiento de la misma.

Los hechos

Aunque ha sido hoy cuando ha saltado la noticia a los distintos medios de comunicación internacionales, fue el pasado domingo cuando se produjeron los hechos. En concreto, todo comenzó cuando Candice viajaba en un coche con otras tres personas más por las calles del noroeste de la ciudad.

De manera absolutamente inesperada, desde otro vehículo se les comenzó a disparar de forma indiscriminada, causando el horror y la desesperación de las víctimas. Una vez acabado el fuego, los asaltantes se marcharon del lugar de manera rápida, dejando absolutamente acribillado el coche en el que viajaba la embarazada.

De los cuatro pasajeros que iban en el interior de ese, tres resultaron ilesos y sólo fue la gestante la que tenía heridas de seria gravedad. De ahí que sus acompañantes de forma inmediata procedieran a trasladarla hasta el hospital más cercano para que pudiera ser atendida.

canada-2

Rápida actuación médica

Los médicos que se encargaron de atender a Candice se percataron de la situación tan grave a la que se enfrentaban y es que no sólo esta se encontraba herida mortalmente sino que peligraba la vida de su pequeño. Todo se complicó cuando la mujer falleció, no pudieron hacer nada por salvarla, pues tenían que actuar sin dilaciones si querían, al menos, poder hacer algo por el pequeño.

De esta manera, procedieron a acometer una cesárea y la misma fue un gran acierto ya que así pudieron rescatar con vida al pequeño, que ahora continúa en el hospital donde se le está realizando un seguimiento exhaustivo y se le están dando los cuidados que necesita. Por el momento, se encuentra estable y si todo sigue así está previsto que próximamente pueda recibir el alta y marcharse a casa con su familia para comenzar su vida.

La investigación

Después de un suceso de este calibre, la Policía de Toronto ha abierto una investigación, como no podía ser de otra manera, para intentar esclarecer los hechos. Así, sus agentes han estado recabando pistas y tomando declaraciones tanto a los ocupantes del vehículo tiroteado como a los testigos que presenciaron lo ocurrido.

Los resultados que han obtenido hasta el momento no son nada esclarecedores, como han dado a conocer en una rueda de prensa. En concreto, han informado, a través de la figura de Mike Carbone (detective del cuerpo de Policía), que lo que tienen claro por ahora es que el vehículo en el que viajaba la embarazada fue atacado a conciencia y de manera premeditada.

Ahora les queda averiguar cuáles fueron los motivos de esa encerrona y posterior tiroteo así como quién era realmente el objetivo que tenían esos disparos, que acabaron con la vida de una mujer y que han llevado a que un bebé venga al mundo después de que su madre haya muerto de manera salvaje.

Otro caso similar

canada-3

Si este suceso ocurrido en Canadá nos ha impactado, también lo ha conseguido hacer otro similar que ha tenido lugar en Missouri (Estados Unidos) estos pasados días y que ha llevado a que nazca otro recién nacido después de que su progenitora muriera.

Según lo que se ha dado a conocer, la embarazada (Sarah Iler) se puso de parto, por lo que rápidamente se montó en el coche junto a su marido (Matt Rider) y se pusieron rumbo hacia el hospital. Sin embargo, el destino les tenía preparado un trágico final, ya que sufrieron un grave accidente en la carretera al impactar con un tráiler.

A los pocos minutos se personaron en el lugar de los hechos tanto la policía como profesionales sanitarios que pudieron comprobar que la mujer estaba muerta. Para salvar al bebé, la trasladaron al hospital, donde se declaró su fallecimiento, y se procedió a practicarle una cesárea que permitió el nacimiento de Maddyson. Una bebé esta que, en las primeras horas, estuvo conectada a un respirador, pero que ya ha mejorado notablemente.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias