Embarazo

WombOX, un oxímetro fetal que mide la cantidad de oxígeno del feto

oximetro-2
0 Comentar

Controlar en todo momento la salud y el bienestar del feto, en pro de poder diagnosticarle posibles enfermedades e incluso de poder acometer actuaciones para curárselas, es algo fundamental que debe llevarse a cabo durante todo el periodo de gestación. De ahí que la embarazada esté sometida a un continuo conjunto de pruebas y ecografías varias.

No obstante, cualquier avance en ese sentido es un auténtico acierto y un paso más en la salud de los pequeños. Y precisamente lo es el nuevo dispositivo que se acaba de dar a conocer dentro del ámbito médico. Nos estamos refiriendo concretamente a WombOX.

¿Qué es?

Bajo tan singular nombre se encuentra, ni más ni menos, que un oxímetro fetal que lo hace es monitorizar la cantidad de oxígeno que hay en la sangre de los fetos. Una acción importantísima esta para poder conocer el estado real de esos pequeños y que es un auténtico avance si tenemos en cuenta que hasta el momento los dispositivos de ese tipo únicamente se podían utilizar durante el parto.

Sus autores

Un equipo de investigadores de la Universidad de Rice de Houston, en Estados Unidos, es la que se encuentra detrás de la creación de este dispositivo que, como hemos mencionado, es un paso importante en tanto en cuanto permite realizar la citada medición ya durante la gestación.

¿Qué beneficios ofrece?

El hecho de que permita controlar la cantidad de oxígeno que tienen los fetos durante el embarazo es fundamental y realmente beneficioso. ¿Por qué? Porque de esta manera permite a los doctores tener una herramienta de gran utilidad a la hora de poder tratar a pequeños que tienen problemas en su columna vertebral o que incluso sufren ciertos defectos de carácter congénito, como puede ser, por ejemplo, la espina bífida.

oximetro-1

Otros datos de interés

Además de todo lo expuesto, se hace necesario proceder a conocer otros aspectos relevantes sobre WombOX, que, sin lugar a dudas, se ha convertido en protagonista de la actualidad a nivel médico:

  • Funciona a través de un proceso de carácter endoscópico que permite, por tanto, que el oxímetro se pueda introducir a través de la vagina de la mujer.

  • En sí consiste en un pequeño aro metálico, dotado con luz led y un fotodetector en placas en circuito, que se coloca alrededor del pie del feto. De esta manera, se puede tener monitorizado a este en todo momento y conocer realmente cuál es la saturación de oxígeno en la sangre que tiene. Y todo mediante un procedimiento que ya es totalmente similar al que emplean el resto de oxímetros fetales que existen.

  • Los investigadores que han procedido a desarrollar este nuevo dispositivo en pro de la vida de los bebés durante el periodo de gestación han dejado patente que su uso no supone ningún tipo de peligro ni para esos ni para sus madres.

  • Se considera, en concreto, que es una tecnología invasiva a un nivel mínimo.

  • Gracias a los resultados que se obtienen mediante el empleo de este artículo, se considera que se facilita de forma contundente que los doctores, cuando detecten algún tipo de anomalía o de situación que pueda poner en serio peligro el bienestar de los pequeños, puedan plantearse con total seguridad la realización de las cirugías fetales que consideren oportunas.

oximetro-4

Las cirugías fetales

Como su propio nombre indica, las cirugías fetales son las que se acometen en el bebé mientras que está en el cuerpo de su madre, es decir, antes de nacer. Sobre las mismas podemos destacar además que son relativamente nuevas, ya que las primeras comenzaron a realizarse a finales de las décadas de los años 90.

Además de todo lo expuesto, de las mismas se pueden destacar otra serie de datos interesantes, tales como estos:

  • Las estadísticas determinan que sólo son necesarias en uno de cada mil embarazos.

  • Salvar y mejorar la calidad de vida del pequeño que viene en camino es lo que se puede conseguir mediante las cirugías fetales, ya que permiten desde curar ciertas enfermedades y situaciones anómalas hasta incluso poder retrasar el desarrollo de ciertas patologías congénitas e incluso malformaciones. Se convierten, por tanto, en una herramienta de salud y vida para los fetos.

  • Todas esas intervenciones se realizan mediante lo que se conoce como fetoscopia y son realmente peligrosas, teniendo en cuenta que los niños se encuentran no sólo en el interior de sus mamás sino también de una bolsa de líquido amniótico y con distintas membranas y sistemas que se encargan de protegerlo. De ahí que las cirugías fetales requieran mucha minuciosidad y precisión, pues las vidas de los pequeños corren serio peligro.

  • Se pueden acometer para tratar desde obstrucciones en el pulmones hasta tumores pasando por casos de espina bífida o incluso dilataciones en lo que son las válvulas del corazón.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias