Embarazo

Trombofilia y embarazo

trombofilia-2
0 Comentar

Muchas son las mujeres que tienen serias dificultades para quedarse embarazadas o que incluso presentan severas complicaciones durante el periodo de gestación. Y esto último es lo que les sucede a las que sufren lo que se da en llamar trombofilia.

Si sigues leyendo la conocerás a fondo.

¿Qué es?

La trombofilia se trata de un trastorno que consiste en el hecho de que se tiene una notable propensión a sufrir trombos, coágulos de sangre, debido a ciertas anormalidades que se poseen en lo que es el sistema de coagulación. De ahí que se convierta en un serio problema de salud que trae consigo consecuencias nefastas para la calidad de vida de quien la padece.

Se considera que ciertos factores hereditarios son los que propician que se padezca esta situación. No obstante, también pueden ser causantes de la misma desde un cáncer hasta enfermedades de tipo hepático, entre otras.

Síntomas

trombofilia-1

Por regla general, se determina que quienes tienen este trastorno no presentan síntomas claros al respecto. No obstante, hay personas que sí se topan con el hecho de que periódicamente pueden tener que hacerle frente a pequeños coágulos sanguíneos que se presentan en sus piernas y que se manifiestan a través de moratones, hinchazones, malestar e incluso enrojecimiento.

Coágulos esos que pueden poner en serio peligro la vida de la persona en cuestión pues pueden propiciar desde que sufra un infarto de miocardio hasta una embolia pulmonar, por ejemplo.

Peligros para el embarazo

Las mujeres que sufren trombofilia tienen un serio problema a la hora de llevar a buen puerto un embarazo y es que trae consigo una larga lista de contratiempos y dificultades, que no sólo afectan a las gestantes sino también a sus bebés. En concreto, se establece que estos son los peligros más severos que trae consigo para las primeras:

  • Cuadros de hipertensión, que traigan consigo serias complicaciones como puede ser, por ejemplo, la preeclampsia.

  • Puede llevar también a que, en algún momento, tenga que hacerle frente a una insuficiencia renal e incluso de carácter hepático.

  • En los casos más severos, se da la posibilidad de que pueda incluso entrar en estado de coma.

  • Muchas féminas que sufren este trastorno llegan a tener que hacerle frente a convulsiones.

  • No hay que pasar por alto tampoco que, como hemos mencionado anteriormente, puede tener que sufrir coagulaciones en sus extremidades que pueden poner en serio peligro su vida.

Por otro lado, en lo que se refiere al feto, la trombofilia se pueden dar dos situaciones que son realmente adversas y que ponen en serio peligro su bienestar:

  • Puede presentar severas complicaciones en su desarrollo, que puedan a causarle daños irreversibles e incluso el fallecimiento.

  • Se da la posibilidad de que también tenga que soportar un nacimiento prematuro como consecuencia, por ejemplo, de un desprendimiento de la placenta.

  • Hay que subrayar que se puede producir lo que se da en llamar insuficiencia placentaria, que se manifiesta en el hecho de que la placenta no funciona como es debido y, por tanto, el bebé no consigue tener la cantidad de oxígeno y alimento que necesita.

  • También cabe la posibilidad de que el feto muera dentro del interior de la madre.

Datos de interés

trombofilia-3

Además de todo lo que hemos expuesto hasta el momento, se hace necesario conocer otra serie de informaciones acerca de la trombofilia en relación al embarazo:

  • Por regla general, las mujeres que la sufren y están esperando un bebé consiguen llevar a buen puerto y de manera absolutamente sana su periodo de gestación.

  • Las féminas que saben que sufren este trastorno y descubren que se encuentran en estado es fundamental que, desde el primer momento, se lo comuniquen a su doctor. De esta manera, las someterá a un seguimiento mucho más exhaustivo y, cuando fuera necesario, realizaría pruebas más específicas bajo tener bajo control el periodo de gestación.

  • Quienes saben que en su familia hay antecedentes de problemas de coagulación, también deben comunicárselo a su médico nada más descubrir que se hallan en estado.

  • Hay situaciones que pueden provocar que una mujer cuente con serios peligros de sufrir una trombofilia durante el embarazo. En concreto, nos estamos refiriendo a toda esa fémina que haya tenido que hacerle frente anteriormente a que su hijo naciera sin vida, a que sufriera en una gestación anterior una trombosis, a que haya sufrido tres o más abortos espontáneos sin causa aparente e incluso a partos prematuros antes de las 34 semanas.

  • Análisis de sangre y controles de la presión arterial son las pruebas que utilizará en todo momento el médico para poder conocer el estado real de la embarazada y tener a raya el problema con la coagulación. No obstante, también puede optar por recurrir a otras, tales como el monitorio de la frecuencia cardíaca fetal o el ultrasonido, para saber cuál es el estado real del feto.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias