Embarazo

¡Cuidado con el ácido fólico en el embarazo! Tomar mucho es contraproducente

acido-1
0 Comentar

Toda mujer que quiere quedarse embarazada, que lo está o que ha tenido hijos sabe perfectamente que uno de los elementos que se tiene que convertir en “compañero” del periodo de gestación es el ácido fólico. Y es que este, también conocido como vitamina B9, se considera que es fundamental a la hora de lograr que el feto se desarrolle de la manera correcta a nivel neurológico y que se reduzcan al máximo las posibilidades de que pueda sufrir alguna malformación.

Los propios médicos son los que han indicado desde hace años a las mujeres que tomen el citado ácido fólico. Sin embargo, a partir de ahora todo eso puede cambiar. ¿Por qué? Porque se ha hecho público una nueva investigación que establece que ingerir mucho puede ser totalmente contraproducente.

La autoría del estudio

Un grupo de investigadores de la Universidad de Hopkins, enclavada en Baltimore, es el que ha procedido a analizar a fondo la presencia del ácido fólico en la vida de las embarazadas y en cómo este puede resultar tan beneficioso como perjudicial.

El estudio y sus resultados

El estudio, que ha sido presentado en el Congreso Internacional de Autismo y Trastornos del Desarrollo 2016, se ha acometido llevando a cabo el análisis de datos de un total de 1391 mujeres que han sido madres entre el periodo de tiempo comprendido entre 1998 y 2013. Féminas que fueron estudiadas durante su embarazo y también en la etapa posterior al parto.

acido-3

Gracias a este exhaustivo análisis de datos y de situaciones es cómo se ha llegado a una serie clara de resultados que hay que tener muy en cuenta, tanto en pro de la salud de la madre como del bebé:

  • El consumo excesivo de esa vitamina B9 durante el embarazo, en pro de proteger al feto, puede provocar todo lo contrario. En concreto, se considera que puede dar como resultado que el niño llegue a sufrir autismo, también conocido como TEA (Trastorno del Espectro Autista).

  • Las mujeres que después de dar a luz cuenten con un elevado índice de folato (vitamina B) en sangre cuentan con el doble de posibilidades de que sus hijos cuenten con el mencionado trastorno. Pero si esas disponen de unos parámetro elevados de ácido fólico el resultado es que cuenten con tres veces más riesgos de que tenga lugar esa situación con respecto a sus pequeños.

  • El TEA, por tanto, en estos casos puede ser debido tanto a un consumo excesivo de ácido fólico como a que la futura mamá en cuestión sea propensa, por motivos genéticos, a absorber mayores cantidades del citado folato.

A pesar de todo…

Aunque el citado estudio ha sido muy claro en cuanto a resultados, nadie debe llevarse las manos a la cabeza y poner ahora en tela de juicio al ácido fólico. La investigación lo que ha venido a determinar es que su consumo en exceso es perjudicial, no que esa vitamina B9 lo sea de todas formas.

De ahí que distintas fuentes médicas han venido a intentar calmar los nervios al respecto. Y lo han hecho exponiendo que tomar ese elemento con las dosis adecuada es realmente beneficioso en pro de facilitar y normalizar el desarrollo del bebé. Es más, la OMS (Organización Mundial de la Salud) sigue manifestando que todas las mujeres que quieran quedarse embarazadas, desde que empiezan a intentar conseguirlo, y las que lo logran, hasta la semana número 12 de gestación, deben ingerir ácido fólico a diario, concretamente 0,4 miligramos.

acido-2

Otros datos de interés

Además de todo lo expuesto, no podemos pasar por alto otra serie importante de datos relevantes acerca del elemento que nos ocupa, la vitamina B9, tales como estos:

  • Las que lo toman como lo indican sus médicos logran reducir hasta en un 70% lo que son las posibilidades de que el bebé nazca con defectos congénitos en la médula espinal o en el cerebro.

  • Distintos estudios que se han realizado en los últimos años han venido a determinar que ingerir el citado ácido puede ayudar, de igual modo, a prevenir que el niño tenga defectos en el corazón, el conocido como labio leporino o incluso fisuras en el paladar.

  • De la misma manera, hay quienes coinciden en manifestar que es realmente útil para poder reducir los riesgos de que se produzca la preeclampsia durante el periodo de gestación.

  • En ningún momento, la mujer debe tomar ácido fólico sin antes consultarle a su médico, pues este será el encargado de dictaminar cuándo debe comenzar a ingerirlo, hasta cuándo e incluso la dosis recomendada.

  • Las féminas que sufren de deficiencia de ácido fólico tendrán que hacerle frente a síntomas tales como dolores frecuentes de cabeza, notable irritabilidad, diarrea, palpitaciones del corazón, sensación de debilidad, notable pérdida del apetito…

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias