Educación

Los cuadros de incentivos para niños. ¿Qué son?

cuadros-1
0 Comentar

¿Viste alguna vez el programa “Super Nanny”? Si es así seguro que conociste lo que se da en llamar cuadros de incentivos, unos instrumentos que se utilizan por muchos padres a la hora de conseguir educar de la manera adecuada a los hijos.

En este caso, desde BabyAffinity lo que queremos ahora es explicarte qué son realmente, en qué consisten, cómo se pueden realizar y qué consecuencias positivas puede traer consigo su uso. De esta manera, teniendo toda esa información en tu mano, puedes llegar a plantearte si ha llegado el motivo de hacerlos presentes en el día a día de vuestro hogar.

¿Qué son?

Los citados cuadros de incentivos vienen a ser un sistema empleado para educar a los menores que tiene como objetivo reforzarles de manera positiva, es decir, vienen a ser una alternativa a los castigos. Y es que con estos recursos lo que se persigue no es castigar por las cosas que hacen mal sino premiar las que hacen bien así como los logros y los esfuerzos que realicen.

¿Cómo hacerlos?

Lo primero que hay que saber es que son unas tablas, que normalmente se realizan cada semana, en las que se van a determinar actividades que se consideran que deben hacer los hijos, tales como recoger los juguetes, hacer los deberes, lavarse los dientes, ayudar en las tareas de casa, tener su habitación en orden, comer todo lo que se le ponga en el plato

En ese mismo cuadrante se establecerán también los días de la semana. Y así será como, mediante unas pegatinas de colores, los pequeños junto a sus papás deberán colocar las mismas a diario en las actividades que hay en el cuadro y que hayan llevado a cabo durante esa jornada.

Junto a la tabla en sí deben fijarse también los premios que los niños recibirán por las metas que se hayan establecido y que hayan cumplido. En este sentido, es importante que sus recompensas no sean cosas materiales. Es decir, que no consistan en comprarle un juguete sino en salir al parque, pasar un rato jugando con la familia, dar un paseo en bici, ir juntos al cine…De esta manera, aprenderán a valorar lo que no es tangible.

cuadros-2

Otros consejos

Además de las indicaciones o recomendaciones realizadas, es importante que los padres que apuesten por realizar los cuadros de incentivos, sigan otros consejos que les pueden ser de gran utilidad:

  • Esos recursos deben elaborarlos junto a sus hijos, tiene que ser una tarea conjunta para que ambas partes estén de acuerdo y se impliquen en el cumplimiento de lo allí fijado.

  • Tienen que ser sencillos, acordes a la edad de los menores.

  • Las tareas que se establezcan, por supuesto, deben ser realistas y ajustadas al día a día, a las circunstancias y a la edad de los niños.

  • Deben colocarse en un lugar visible para que no se olviden en ningún momento.

  • Es importante que al final de cada jornada, padres e hijos acudan a los cuadros para, con las pegatinas pertinentes, realizar un repaso por las tareas que han cumplido y las que no. Y es que así es como se logrará que haya un compromiso claro y real en dicha materia.

Beneficios del uso de los cuadros de incentivos

cuadros-3

Numerosas son las ventajas que traen consigo estos recursos educativos que están calificados de motivación extrínseca. No obstante, entre las más significativas se encuentran las siguientes:

  • Se logra que los niños mejoren su comportamiento de forma notable.

  • Esos cuadros de incentivos son una estupenda herramienta a la hora de conseguir que los pequeños comiencen a colaborar en las tareas de la casa, en pro del bienestar común y en su propio beneficio, pues es una manera de que, desde temprana edad, aprendan a desenvolverse en ese tipo de labores.

  • Permiten que los menores aprendan valores tales como el compromiso.

  • Los niños se vuelven mucho más responsables, lo que repercutirá de manera positiva en todos los aspectos de su vida.

  • Se crea una mayor armonía en casa.

  • También ayudan a que los pequeños dejen de lado el materialismo, que aprendan a valorar lo que no son los bienes materiales. Es decir, que le den más importancia a pasar un rato en familia o con los amigos que a un videojuego, por ejemplo.

  • No menos importante es el hecho de que los cuadros de incentivos contribuyen de forma notable a conseguir que los hijos aumenten de forma notable lo que es su autonomía, es decir, su capacidad para hacer cosas por sí solos sin necesidad de la ayuda de sus padres. Esto, además, trae otro beneficio notable y es que aumenta su autoestima.

  • Ni que decir tiene que hacer uso de este recurso educativo es una manera de que adquieran hábitos y rutinas diarias, tanto en relación a sus estudios como a su higiene, a su comida o a las tareas del hogar.

cuadros-4

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias