Mamás y papás

¿Cómo volver al mercado laboral después de ser madre?

trabajo-3
0 Comentar

Muchas son las mujeres que, por decisión personal o incluso por obligación o necesidad, se dedican en cuerpo y alma al cuidado de sus hijos después de haberse quedado embarazadas y dejan de lado el trabajo fuera de casa. Una situación que algunas la aceptan porque no les queda otra, que otro porcentaje la lleva con total alegría y satisfacción y que una tercera parte la disfruta pero sin dejar de pensar que pronto quiere reincorporarse al mundo laboral.

Quienes se encuentren en esta última fase, en la de querer volver a ser una profesional y de tener un empleo, es importante que acepten el reto que tienen por delante. Y decimos reto por varias razones fundamentales: porque algunas empresas ven negativamente ese parón que han podido tener en sus carreras y porque el mercado, en la actualidad, está muy complicado debido a la crisis.

No obstante, pueden lograr su objetivo. Para eso, a continuación les damos a conocer una serie de consejos y recomendaciones que les serán de gran utilidad:

1-Tener paciencia

De manera indiscutible, lo primero que deben hacer las mamás que quieren volver a tener un trabajo fuera de casa es tener paciencia. Ya hemos expuesto que la situación laboral está en una etapa difícil, por lo que deben tener claro que, salvo algún milagro, va a ser complicado que puedan encontrar un empleo de manera inmediata. Por eso, tienen que estar tranquilas, ser conscientes de la realidad existente y saber esperar sin perder los nervios. Todo llega.

2-Saber motivarse

Por supuesto, también es fundamental que estas mujeres sepan motivarse en pro de no decaer en su empeño de encontrar un trabajo. Y es que puede ser que esa dificultad para dar con uno acabe por desmoralizarlas y que dejen de buscar.

¿Cómo encontrar esa motivación? Pensando en sus deseos profesionales teniendo los pies en la tierra, fijándose una lista de objetivos en la citada búsqueda de empleo, realizando algún curso mientras tanto, crear hábitos y rutinas en cuanto al envío de currículos y de visitas a empresas…

trabajo-1

3-Actualizarse y ponerse al día

Este es otro de los consejos más importantes que deben seguir a rajatabla las féminas que quieren reincorporarse al mundo laboral. En concreto, tienen que ser conscientes que, durante ese parón que han tenido en sus vidas al ejercer plenamente el rol de mamás, se han producido novedades en el mercado profesional tanto en cuanto al nacimiento de nuevas profesiones como a la aparición de nuevas tecnologías e incluso a los requisitos que piden las empresas a sus candidatos.

Por todo eso, es importante que puedan actualizar sus C.V. ¿Cómo conseguirlo? Básicamente navegando por la Red, informándose convenientemente en portales especializados y, sobre todo, realizando cursos y talleres de formación que las puedan poner al día en las áreas en las que han ejercido su profesión.

Por supuesto, ni que decir tiene que también deben saber que habrán surgido nuevas redes sociales o plataformas para encontrar un empleo. De ahí que tengan que actualizarse al respecto, pues esas se pueden convertir en sus herramientas perfectas para hacer realidad sus sueños de volver a trabajar.

4-Tirar de contactos

De la misma manera, una vez que han tomado la decisión de que ha llegado el momento de compatibilizar el papel de mamá con el de profesional, es importante que lo comuniquen a las personas de su entorno. ¿Por qué? Porque así puede ser que alguien se entere de una vacante en alguna empresa que le pueda interesar e incluso que pueda ofrecerle un puesto de trabajo que se adapte a sus necesidades.

Por supuesto, si no les importaría volver a formar parte de las empresas en las que estuvieron trabajando, es una buena alternativa desplazarse hasta las mismas y hablar con sus antiguos jefes para que les tengan en cuenta si se queda algún puesto vacío o si surge alguna nueva propuesta.

trabajo-4

5-Luchar, luchar y luchar

El quinto consejo que es importante a la hora de volver a formar parte del mercado laboral tras un parón para ser madre es que hay que luchar. Sí, ya hemos expuesto de distintas maneras que no va a ser fácil reincorporarse al mercado, sin embargo eso no debe ser obstáculo para continuar con el intento, para día a día dar todo de sí en pro de encontrar un empleo y para no venirse abajo cuando se reciban algunos rechazos laborales.

Nada va a ser sencillo, pero ¿quién dijo que lo fuera? Cuando se tiene un sueño hay que luchar continuamente por hacerlo realidad, las excusas y las lamentaciones no llevan a ninguna parte. Quizás el empleo no se consiga hoy, mañana o pasado mañana, pero si no se ceja en el empeño acabará llegando.

Por eso, ¡mucho ánimo y mucha suerte!

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias