Embarazo

Cómo manipular los alimentos durante el embarazo

Cómo manipular los alimentos durante el embarazo
seguridad-3
0 Comentar

La seguridad alimentaria es, sin lugar a dudas, una de las cuestiones que más preocupa y que más interés despierta entre las embarazadas. Y es que es fundamental que, de cara a evitar infecciones y enfermedades de distinto tipo, vigilen adecuadamente los productos que consumen, en pro de su salud y de la de sus bebés.

Pero no sólo eso. También es imprescindible que cumplan unas medidas de higiene básicas y necesarias en cuanto a la manipulación de los alimentos se refiere. En concreto, a continuación damos a conocer las más relevantes:

Lavarse las manos

seguridad-1

Uno de los aspectos más importantes que las gestantes deben cuidar es su higiene, exactamente la de las manos que son las que, de manera constante, se encuentran en contacto con los alimentos que luego ingieren. Por eso, las autoridades sanitarias les dan unas pautas al respecto que son de obligado cumplimiento para evitar daños en la salud:

  • Antes de manipular cualquier producto que se va a comer es necesario lavarse a conciencia las manos. En concreto, hay que hacerlo con agua caliente y jabón.

  • Si siempre deben mantener en perfecto estado sus manos antes de cocinar, más aún cuando previamente se haya ido al baño a hacer las necesidades o se haya estado en contacto con animales, pañales o cualquier otro tipo de suciedad.

  • Por supuesto, también es fundamental que las futuras mamás recurran al agua caliente y jabón para lavarse una vez que han terminado de cocinar y de manipular los diferentes productos alimenticios. Si siempre deben ser muy exhaustivas en esta tarea higiénica, especialmente cuando han estado tocando carnes, frutas y verduras, pescado o lo que son aves de corral.

Las frutas y las hortalizas

seguridad-2

Teniendo en cuenta que las frutas, verduras y hortalizas que se compran han estado sometidas a distintos tratamientos y productos para evitar plagas y para conseguir que crezcan adecuadamente, es imprescindible que la embarazada, además de lavarse las manos a conciencia al estar en contacto con esas, también proceda a limpiarlas a fondo cuando va a prepararlas.

Los expertos en seguridad alimentaria establecen que lo mejor es meter esos productos en agua con lejía apta para la desinfección del agua que se bebe durante unos diez minutos aproximadamente. Después de ese tiempo, se sacarán y se enjuagarán concienzudamente con agua.

El frigorífico y la conservación de los alimentos

Otras de las medidas básicas en pro de su salud y de la del bebé que debe hacer cualquier gestante están en relación al frigorífico y a cómo guardar en el mismo los distintos productos frescos o platos preparados. En concreto determinan lo siguiente:

  • Es fundamental que dicho electrodoméstico se encuentre a la temperatura idónea, que debe ser de 4º o menos.

  • Todos los alimentos que se guarden en ese dispositivo deben estar dentro de un recipiente adecuado con su tapa correspondiente para que esté cerrado y esos no puedan entrar en contacto con productos prohibidos y peligrosos para las embarazadas, como son los quesos frescos, el pescado fresco o la carne cruda.

  • Hay que controlar que dichos productos y platos no pasan demasiado tiempo esperando en el frigorífico a ser comidos.

  • Los artículos que se compren en el supermercado y que vengan envasados hay que tomarlos siempre sin pasarse de la fecha de caducidad que tienen establecida.

seguridad-4

Otras recomendaciones

Además de todas las expuestas hasta el momento, existen otras recomendaciones en materia de seguridad alimentaria que también los expertos piden a las embarazadas que cumplan para estar en perfecto estado y para que sus fetos no estén en peligro en ningún momento:

  • Cualquier cuchillo, tenedor u otro utensilio de cocina que haya estado en contacto con carne cruda, pescado, marisco, quesos no pasteurizados o frutas y verduras no lavadas deben limpiarse a fondo una vez que se hayan terminado de emplear.

  • Las “sobras” de comidas, que se decidan tomar al día siguiente, no deben tomarse frías, siempre se deben calentar en el microondas.

  • Cuando se compren productos envasados deben conservarse y cocinarse siguiendo las indicaciones que aparecen en sus etiquetas pertinentes.

  • Las embarazadas es recomendable que siempre se coman la fruta pelada. En el caso de que deseen tomársela sin piel es imprescindible que sigan las indicaciones previamente citadas en cuanto a su lavado para así eliminar de la misma cualquier resto de sustancia tóxica que pueda resultar perjudicial.

  • Las carnes se deben cocinar adecuadamente, nada de tomarlas crudas. Con exactitud se considera que estarán óptimas para el consumo de la gestante cuando se hayan preparado a 71º.

  • En el caso de que se vaya a usar el microondas para calentar o cocinar ciertos alimentos, hay que hacerlo siguiendo las instrucciones de su fabricante y permitiendo que se alcance, como mínimo, los 75º.

Con estos consejos, cualquier futura mamá estará cumpliendo a rajatabla con las normas básicas de seguridad alimentaria.

Noticias relacionadas

Lo más vendido

Categorías

Últimas noticias