Nutrición

Menú para la semana 33 de embarazo

Menú para la semana 33 de embarazo
33-menu
0 Comentar

2 kilos de peso y unos 47 centímetros de longitud. Estas son las características que tiene el feto en la semana 33 de embarazo, un momento en el que no deja de moverse y en el que ya cuenta con la capacidad incluso para soñar. Eso es lo que sucede con el bebé, pero ¿y con la mamá? Esta, por su parte, se encuentra teniendo que hacerle frente a que empiece a producir leche de manera más contundente, lo que se conoce como calostro, y a notables problemas de retención de líquidos y acidez de estómago. Dos situaciones estas mismas que puede frenar en cierta medida llevando a cabo una alimentación adecuada.

Por ese motivo, para reducir a la mínima expresión esos dos síntomas molestos del periodo de gestación nada mejor que establecerse un menú sano, completo y equilibrado. Un menú para este instante concreto del embarazo que vamos a dar a conocer a continuación:

Desayuno

Nada más comenzar el día es fundamental que apueste por llenarse de las energías suficientes para hacerle frente al mismo y también para conseguir tener bajo control las molestias anteriormente citadas. Por eso, como ya hemos dado a conocer en el resto de artículos de la serie Menú para embarazadas, tiene que acometer un desayuno que se sustente sobre tres pilares fundamentales:

  • Lácteos. Estos deben hacerse presentes en la primera comida de la jornada mediante la ingesta de un vaso de leche semidesnatada. Hay muchas féminas a las que no les gusta la leche sola, por lo que pueden añadirle un poquito de cacao soluble o bien algo de descafeinado.

  • Cereales, que se pueden ingerir a través de varios productos diferentes, entre los que habrá que elegir uno: un bol de cereales con yogur líquido, unas galletas integrales, una tostada de pan integral con aceite de oliva o unos crépes.

  • Fruta. Esta también es fundamental porque aportará vitaminas. ¿Cómo se puede tomar? Directamente a través de una pieza concreta, mediante un zumo natural o en forma de macedonia.

33-1

Media mañana

Sobre las 11:30 o 12 de la mañana es imprescindible que la mujer embarazada tome algún alimento, para evitar la acidez de estómago, para saciar el hambre y para que su organismo siga funcionando plena y correctamente. Por eso, deberá optar por comer una pieza de fruta, un puñadito de frutos secos, una barra de cereales o bien un yogur semidesnatado.

Almuerzo

Si se hace necesario que sea estricta en cuanto a las dos comidas anteriores, ni que decir tiene que también debe serlo en esta, que es la más contundente de todo el día. Por eso, debe poner especial cuidado en la confección del menú que tomará y que estará basado en tres pilares:

  • Primer plato. Para comenzar, deberá elegir una receta de las que se consideran más saludables para iniciar el almuerzo: verduras a la plancha, espaguetis, un revuelto de espárragos trigueros o una crema de verduras.

  • Segundo plato. También en este caso la futura mamá debe apostar por una de las propuestas que los expertos en nutrición recomiendan para embarazadas en la semana 33 de embarazo: pavo a la plancha, pescado al horno como puede ser salmón, filete de ternera a la plancha…

  • Postre. Para completar la comida del mediodía, no hay duda: debe comer fruta, porque es la opción más saludable. La puede ingerir como una pieza sin más o bien decantándose por propuestas más elaboradas como una macedonia o unas brochetas.

33-3

Merienda

Nunca nos cansamos de repetir desde BabyAffinity que es fundamental que las gestantes realicen cinco comidas al día para así conseguir que sus organismos funcionen de la manera más correcta posible. De ahí que sea necesario que también tengan que tomar merienda.

¿Qué propuestas son las más saludables en este caso? Son muchas y variadas por lo que puede ser complicado elegir una: zumo de frutas, batido natural, yogur desnatado con cereales, puré de fruta, sándwich de jamón y queso…

Cena

33-5

Por supuesto, también se hace necesario que decida muy bien qué comer al final del día, para así mantener a raya los citados síntomas de pesadez de estómago, retención de líquidos y acidez, al tiempo que para poder realizar la digestión correctamente y poder descansar sin problemas.

Pues bien, al igual que en el almuerzo, también existen diversas alternativas que son una estupenda opción y deberá escoger una sola: ensalada, empanadillas, filete de pollo a la plancha, merluza o lenguado a la plancha, crema de verduras, sopa…

Por supuesto, no debe olvidarse que para finalizar, como postre, lo mejor es que tome una infusión. Eso sí, es necesario que elija correctamente, ya que hay bebidas de este tipo que están absolutamente prohibidas para las gestantes porque pueden entrañar ciertos riesgos para su salud, para el bebé e incluso para el parto en sí.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias