Embarazo

Vitrificación de óvulos. ¿Qué es y en qué consiste?

Vitrificación de óvulos. ¿Qué es y en qué consiste?
vitrificacion-2
0 Comentar

Las mujeres que tienen intención de quedarse embarazadas en algún momento de sus vidas, pero no saben cuándo podrán hacerlo, deben ser conscientes de que tienen al alcance de su mano una técnica que, en los últimos años, ha comenzado a adquirir cierto boom en todo el mundo. Se trata de la conocida como vitrificación de óvulos.

¿Quieres descubrirla? Sigue leyendo y aprenderás todo lo que necesitas saber al respecto.

¿Qué es?

Bajo tan singular nombre se encuentra una técnica de reproducción asistida que lo que hace es permitir que cualquier mujer pueda congelar sus óvulos para así poder utilizarlos cuando considere que ha llegado el momento de ser madre. En concreto, procederá a extraérselos a una edad inferior a los 35, que es cuando se encuentran en mejor estado, para que así cuando desee quedarse embarazada lo pueda lograr con mayor seguridad y eficacia.

¿En qué consiste?

El procedimiento de vitrificación de óvulos se compone de varios pasos fundamentales:

  • En primer lugar se lleva a un proceso de estimulación ovárica que permitirá obtener los citados óvulos mediante la correspondiente punción o a través de la recuperación de ovocitos.

  • Después, se acometerá la pertinente congelación de los mismos mediante una solidificación de las pertinentes células a bajas temperaturas y haciendo uso de lo que se conoce como crioprotectores. Esto supone que no se forme hielo ni tampoco que se pueda producir la rotura de ninguna de las membranas celulares existentes.

vitrificacion-1

Ventajas

Después de lo manifestado, podemos tener claro que la vitrificación de óvulos tiene como principal ventaja el hecho de que permite a cualquier mujer ser madre cuando lo considere oportuno. Pero no sólo eso, también es una técnica muy útil para que pueda quedarse embarazada después de los 35 años sin tener que hacerle frente a dificultades para conseguirlo o a problemas que suelen tener quienes se quedan en estado pasada esa edad. Nos estamos refiriendo a que se evita que el bebé pueda nacer con malformaciones o con el síndrome de Down, por ejemplo.

Y es que como hemos mencionado el objetivo de esta técnica es congelar los óvulos cuando la fémina en cuestión se encuentra en su fase más fértil y, por tanto, cuando los mismos tienen una mayor calidad.

¿Cuándo utilizarla?

Existen muchas situaciones en las que se puede recomendar recurrir a la vitrificación, la principal, como ya hemos comentado, cuando la mujer tiene claro que desea ser madre pero no en ese momento por cuestiones laborales, está viviendo una buena etapa profesional o se halla en paro. Asimismo también cuando las circunstancias personales no son las adecuadas, bien porque no tiene pareja o porque considera que aún no está preparada para asumir ese rol de madre.

vitrificacion-3

Sin embargo, hay otras circunstancias en las que se considera que optar por este método también es muy adecuado. Nos estamos refiriendo a las siguientes:

  • De manera previa a la que a la fémina en cuestión se le vaya a extirpar el ovario.

  • Cuando la mujer tiene una escasa reserva ovárica, ya que es una manera de asegurarse de que tendrá más facilidad y posibilidades para conseguir su sueño de tener un hijo.

  • En los casos en los que la pareja o ella tenga una serie de creencias religiosas o éticas que le impiden decantarse, a la hora de quedarse en estado, por otros métodos de fecundación como el que se realiza in vitro.

  • Cuando a la futura madre se le diagnostica un cáncer y necesita someterse a un tratamiento de quimioterapia. En ese caso, es una buena opción que, antes de realizarse el mismo, proceda a la vitrificación para así asegurarse de que, una vez que se recupere, pueda intentar quedarse embarazada con las mayores garantías, pues los óvulos congelados no se habrán visto perjudicados por la dureza del citado tratamiento oncológico.

Precisamente este último caso está hoy de máxima actualidad. Y es que nos hemos despertado con la noticia de que en el País Vasco ha venido al mundo el primer bebé por vitrificación de óvulos como consecuencia de que la madre se sometió a esa técnica antes de comenzar un ciclo de quimioterapia para acabar con su cáncer de mama.

Itziar es la mujer protagonista de esta historia que arrancó en 2012, cuando para garantizar su posterior fertilidad optó por este método citado, que le permitió, años después y una vez superado su tratamiento oncológico, quedarse en estado. Hoy, está feliz con su bebé en brazos y no ha dudado en animar a las féminas que pasan por su situación a que no duden en seguir sus pasos. Es más, incluso ha expuesto que el hecho de tener el plan futuro de ser madre también le sirvió para luchar aún más contra el cáncer.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias