Educación

Vision not Victim. La campaña fotográfica sobre los sueños de futuro de niñas refugiadas

Vision not Victim. La campaña fotográfica sobre los sueños de futuro de niñas refugiadas
siria-1
0 Comentar

Un auténtico drama es el que se está viviendo en estos momentos en Siria. Y es que, ante la guerra que asola el país, su población civil se ve en la necesidad de dejar sus hogares y las tierras que les vio nacer para escapar de la muerte y para buscar un futuro mejor. Sin embargo, no lo están teniendo nada fácil pues en su desesperación utilizan cualquier medio para salir de allí y eso está trayendo consigo imágenes de sufrimiento e incluso de muerte.

Pero no sólo eso sino que muchos de los sirios que logran huir se topan con una realidad igualmente dura. Sin embargo, hay asociaciones y ONG´s que están prestándoles toda la ayuda necesaria y que buscan el respaldo de la ciudadanía europea y mundial para que les tiendan una mano. Y una forma de concienciar sobre la situación real de estas personas es la campaña Vision not Victim que acaba de ponerse en marcha.

siria-5

La iniciativa

El Comité Internacional de Rescate (International Rescue Committee) es la que ha decidido iniciar la mencionada campaña no sólo para solicitar ayuda sino también para dar un rayo de luz y esperanza a los sirios. Por eso, esta iniciativa es una campaña fotográfica que tiene como protagonistas a niñas refugiadas que, a pesar de haber sufrido y de haber vivido experiencias que les marcarán para siempre, sueñan con un futuro mejor. En concreto, tienen unas ideas muy claras sobre qué quieren de ser de mayores, que es precisamente lo que se transmite en el citado conjunto de imágenes que nos ocupa.

Las protagonistas

siria-2

Como hemos mencionado, las verdaderas protagonistas de la campaña son niñas sirias, de entre 10 a 16 años, que han contado a la ONG a qué se quieren dedicar profesionalmente. Simplemente hablar del futuro es lo que ha hecho que les sirva para encontrar un rayo de esperanza y de luz, para que, en la medida que puedan, no piensen en lo sufrido sino en todo lo bueno que está por venir.

Ese es el objetivo que se marcó Meredith Hutchison, la fundadora de la citada entidad y además fotógrafa de la campaña, que está contenta por haber intentado dar un poco de positividad a esas menores que han dejado su tierra, que han tenido que sufrir lo indecible para llegar a unos países que no son los suyos y que, en el camino, incluso han perdido a familiares y amigos.

Las fotografías

siria-4

Varias son las niñas que han participado en la campaña y que ahora podemos conocer un poco más a través de las distintas fotografías.

En las instantáneas, de una calidad innegable, aparecen con una sonrisa que viene a dejar patente que el futuro es lo más feliz y alegre que tienen en ese momento en sus vidas, las cuales, como vemos en algunas imágenes, se desarrollan actualmente en campos de refugiados:

  1. Amani (10 años). Esta pequeña tiene claro qué desea ser de mayor, ni más ni menos que piloto de avión, para poder surcar el cielo, sentirse libre y quizás olvidar los problemas terrenales.

  2. Fátima (11 años). Quizás influenciada por todo lo que le ha tocado vivir y por las imágenes que habrá tenido que ver a su corta edad, esta niña siria ha manifestado en esta campaña que su objetivo en la vida es convertirse en cirujana, para así poder salvar las vidas que pueda.

  3. Haja (12 años). Esta es una de las menores que más ha sorprendido a los impulsores de esta iniciativa llamada Vision not Victim. Y es que ha dejado claro que de mayor lo que más desea es convertirse, ni más ni menos, que en astronauta.

  4. Muntaha (12 años). Quizás dar a conocer al mundo las realidades que se sufren en los distintos rincones del planeta es lo que más desea esta niña siria. Por eso, no ha dudado en manifestar que cuando crezca quiere convertirse en fotógrafa, para así capturar imágenes que sirvan para tomar conciencia de qué pasa en la Tierra y para ayudar a quienes más lo necesitan.

  5. Fátima (12 años). Una de las profesiones “tradicionales” por las que suelen apostar las niñas en su infancia es la de ser maestra. Y en el caso de esta menor no sólo es una idea sino que desea hacerla realidad, para así conseguir que todos sus alumnos tengan una formación, vital para tener un presente y un futuro mejor. La educación es la clave para afrontar los obstáculos que vayan apareciendo en el camino.

  6. Rama (13 años). En su caso, la profesión con la que sueña esta refugiada no es otra que la de médico.

  7. Fátima (16 años). Esta adolescente es la mayor de las protagonistas de la campaña que nos ocupa y también tiene claro qué desea ser en su etapa adulta: arquitecta.

siria-6

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias