Embarazo

Los problemas de piel más habituales durante el embarazo

Los problemas de piel más habituales durante el embarazo
piel-embarazo
0 Comentar

La sialorrea, las náuseas matinales, los dolores de espalda, la hinchazón de pies o incluso la acidez de estómago son algunos de los síntomas que sufren las mujeres durante el embarazo. No obstante, no podemos pasar por alto que también tienen que hacerle frente a una serie de problemas relacionados con su piel.

En concreto, los más habituales que suelen aparecer durante esos nueve meses de gestación son los siguientes:

1-Celulitis

piel-1

Si ya de por sí cualquier fémina que no está esperando un bebé se topa con el hecho de que tiene que “luchar” contra la antiestética celulitis o piel de naranja, más aún la que se encuentra en estado, ya que sus cambios de peso y volumen facilitan que la citada imperfección pueda aparecer en cualquier zona del cuerpo. No obstante, no es menos cierto que, en la mayoría de los casos, donde se hace presente es en el área de los glúteos, en las piernas y también en los muslos.

Viene a ser una acumulación de grasa que se puede prevenir y combatir llevando a cabo los siguientes consejos de gran utilidad:

  • La vida sedentaria es totalmente contraproducente en este sentido. Por eso, se hace necesario que, al menos, se ande media hora al día.

  • De la misma manera, cuando la mujer esté sentada debe evitar cruzar las piernas, pues eso favorece la aparición de la piel de naranja.

  • Se hace imprescindible hidratarse convenientemente. De ahí que haya que beber al día, como mínimo, 1,5 litros de agua.

  • A la hora de vestir hay que apostar por prendas holgadas, que no opriman las piernas.

  • En el embarazo se hace necesario llevar a cabo una dieta sana, equilibrada y completa, para favorecer el mismo, que el bebé esté en perfecto estado y que todo transcurra con normalidad. Pero eso también es importante para prevenir la celulitis. En concreto, entre las medidas específicas que deben tomarse al respecto están el reducir el consumo de sal y disminuir al máximo la ingesta de dulces y productos de bollería, así como de alimentos con demasiada grasa.

  • En el momento de bañarse o ducharse hay que evitar el agua caliente, ya que no favorece en absoluto la circulación sanguínea en las piernas.

2-Manchas

piel-2

Muchas son las mujeres que durante el embarazo se topan con el problema de que en su rostro empiezan a aparecer numerosas manchas, lo que en algunos sitios se le conoce popularmente como “paño” o “máscara”.

Las féminas de piel oscura son las que más se ven afectadas por esta problemática, que suele aparecer una vez que se ha pasado ya el ecuador del segundo trimestre del periodo de gestación. La principal causa de que surjan esas citadas imperfecciones es el sol, por lo que se hace necesario que las gestantes cada vez que salgan a la calle se apliquen el pertinente protector solar, el que le hayan recomendado su ginecólogo y dermatólogo.

Eso sí, no hay que pasar por alto que, en la gran mayoría de los casos, después del periodo de postparto suelen desaparecer las mencionadas manchas, por lo que no se exige preocuparse en exceso de las mismas.

3-Estrías

piel-3

Ni que decir tiene que las embarazadas también suelen ver como sus cuerpos se llenan de estrías, especialmente en zonas tales como el pecho, el vientre o la zona de las caderas. Se considera que entre el 70 % y el 90 % de las mujeres durante la gestación las sufren, como consecuencia de cambios como el aumento de peso y, por tanto, del proceso de “estiramiento” que sufre la misma.

El hecho de que son irreversibles, es decir, que una vez que aparecen ya no se pueden quitar, es lo que lleva a tener que tomar el mayor número de medidas posibles para prevenirlas. En concreto, entre las recomendaciones más útiles están las siguientes:

  • Al igual que en el caso de la celulitis, es necesario que la mujer tome al día entre 1,5 y 2 litros de agua.

  • No menos importante es que la piel esté perfectamente hidratada, porque así no se verá resentida con el aumento de peso y talla. Por eso, hay que pedirle consejo al ginecólogo sobre cuál es la mejor crema que se puede usar al respecto, la que no tenga en su fórmula ningún elemento que pueda perjudicar la salud de la futura mamá o del feto.

  • Por supuesto, también hay que tener en cuenta que es vital que la fémina no coja más peso del recomendado durante el periodo de gestación.

Todos estos consejos son fundamentales llevarlos a cabo desde el primer momento que se descubre que se está esperando un bebé. No obstante, es más necesario seguirlos a rajatabla en los últimos meses del embarazo, ya que es cuando es más fácil que aparezcan las estrías.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias