Bebés

Un hombre se juega a su hija a las cartas y la pierde

cartas-1
0 Comentar

Siempre se dice que los padres son las personas que más quieren a sus hijos, sin embargo, en ocasiones, nos entran serias dudas de que eso sea una verdad innegable. En concreto, cuando pensamos que esa máxima no es cierta es cuando nos enteramos de casos de abandonos de bebés o de situaciones como la que ahora ha conmovido a todo el mundo. Nos estamos refiriendo a la acción de un padre que no ha dudado en jugarse a su hija a las cartas y perderla.

¿Dónde ha ocurrido?

El hecho tan sorprendente, trágico y deleznable que ya te hemos anunciado ha tenido lugar en Rusia, más exactamente en la ciudad de Volochaevka.

La desaparición

Estos pasados días, la jornada comenzó como es habitual y eso supuso que un pequeño de 11 años acudiera como cada mañana, mochila a la espalda, al colegio. Sin embargo, durante ese trayecto fue testigo de un delito: vio como una niña que iba a su mismo centro escolar había sido secuestrada por un hombre.

Rápidamente, el menor informó de lo sucedido a sus profesores y estos, a su vez, hicieron lo propio con las autoridades policiales, que comenzaron las indagaciones y descubrieron que la pequeña secuestrada no era otra que Ekaterina Bachurina, de 10 años de edad.

Durante 48 horas los agentes de seguridad recabaron pistas, testimonios e hicieron todas las indagaciones posibles para dar con el paradero de la desaparecida. Y tras dos días de intensa búsqueda dieron con la misma, se encontraba en el hotel junto al hombre que la había raptado, un varón llamado Sergey Ponomarev, de 40 años, que se había alojado en ese lugar haciéndose pasar por su padre y que era inmediatamente detenido.

La actuación policial

Encontrar a la niña era lo más importante y eso estaba conseguido, para satisfacción de la familia de Ekaterina. Sin embargo, ese era el principio de un nuevo rumbo en el trabajo de la policía, ya que quedaba descubrir porqué ese adulto había secuestrado a la menor.

Lo que los agentes pensaban que se trataría de un caso de pederastia, dio un giro absolutamente inesperado. Y es que el detenido, en el interrogatorio al que se le sometió, dejó patente que había ganado a la pequeña en una partida de cartas con el padre de esta, Alexander de 30 años.

Estupefactos es como se quedaron ante tal afirmación y lo que hicieron fue detener de manera inmediata al progenitor y comenzar una nueva línea de investigación. Línea que gira en concreto a las posibilidades de que este utilizara a su hija como esclava sexual o bien para hacer negocio dentro de una trata de cuerpos humanos.

Presente

Ajena a todos estos datos se encuentra Ekaterina Bachurina, que ha sido llevada al hospital, para hacerle un reconocimiento. Este ha permitido descubrir que la niña se encuentra en perfecto estado de salud, que no ha sufrido daños físicos de ningún tipo y que tampoco ha sido víctima de abusos sexuales por parte de su secuestrador.

Por otro lado, la policía sigue intentando recabar el mayor número de pistas posibles para poder descubrir realmente qué pasó y por qué el padre utilizó a la menor para jugársela a las cartas. Ante ese último dato, la madre y de la niña y ex pareja del anterior, Olga Pogarskaya, ha manifestado que no puede creerse en absoluto que su antiguo marido haya sido capaz de realizar tal acto. Es más, ha manifestado que sabe que quiere muchísimo a la hija que tienen en común, que poseen una relación perfecta, que mantienen un contacto periódico y que no podría hacer algo así porque es su padre.

No obstante, las autoridades continúan adelante con la investigación y están especialmente satisfechas de haber dado con el paradero de la menor en tan poco tiempo, ya que sospechan que si hubieran tardado más, al final esa habría acabado siendo explotada sexualmente o directamente vendida para hacer uso de sus órganos.

Otro suceso relacionado con niños

cartas-2

Si este hecho nos ha dejado horrorizados, también la noticia que hemos sabido de que en Euro Disney un hombre ha sido detenido llevando encima dos pistolas, ocultas en su mochila junto a un Corán.

Los agentes de seguridad del citado parque fueron los que interceptaron a ese, que reside en París y que iba junto a una mujer que, aunque se dio a la fuga, fue rápidamente retenida también. Lo consiguieron descubrir en una entrada a uno de los hoteles del parque, en el que tenía hecha una reserva.

En estos momentos se ha abierto una investigación para descubrir todo lo que hay detrás de esta situación. Por ahora lo único que ha trascendido es que el joven ha manifestado que llevaba armas encima simplemente como protección.

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias