Mamás y papás

Mi pareja siente celos de nuestro hijo, ¿qué hago?

celos-4
0 Comentar

Uno de los motivos científicos que se argumentan para no tener hijos es que surgen numerosos conflictos entre la pareja. Y es que esta se enfrenta a un sinfín de desencuentros por distintas causas. No obstante, una de las más significativas es a la existencia de celos del padre con respecto al recién nacido. Sí, como lo estás leyendo. Hay progenitores que no pueden evitarlos porque sufren lo que se conoce como complejo de Layo, que hace referencia al progenitor de Edipo.

Si tú acabas de ser madre y te encuentras teniendo que soportar esa situación, no dudes en seguir leyendo. A continuación, descubrirás una serie de datos que te ayudarán a conseguir acabar con la misma.

¿Por qué se producen los celos paternales?

celos-1

El motivo principal de que los padres se sientan celosos de sus bebés es porque consideran que sus parejas ya no les prestan tanta atención como antes, algo que es lógico si tenemos en cuenta que los menores necesitan cuidados permanentes.

Pero no sólo esa es la causa del citado malestar de los hombres sino que también hay otras:

  • Consideran que desde la llegada del bebé no pueden pasar todo el tiempo que les gustaría con sus mujeres.

  • Indiscutiblemente las relaciones íntimas entre la pareja se ven mermadas, porque hay que respetar la cuarentena, la mujer puede ser que se sienta menos atractiva después del embarazo y evite los encuentros sexuales, el cansancio por el cuidado del menor ha acabado con el deseo…

  • Envidian la relación tan estrecha que se establece entre madre e hijo, fruto de que pasan todo el día juntos y de que comparten momentos tan especiales como la lactancia.

  • Sienten que en la vida de sus novias o mujeres lo más importante y prioritario ya es el niño que ha nacido y no su relación sentimental.

Consecuencias de los celos

celos-2

Las mencionadas razones que llevan a los hombres a sentir celos de sus hijos desde el momento que nacen pueden desembocar en numerosas consecuencias que, como es lógico, no serán beneficiosas ni para ellos mismos ni para la relación de pareja en sí:

  • Se vuelven irritables y todo lo que tiene que ver con el bebé les molesta.

  • Pueden llegar a tener comportamientos más propios de un niño que de un adulto, al enfadarse cuando sus mujeres no pueden prestarles la atención que requieren en cada momento.

  • No paran de discutir por cualquier cosa y se pasan el tiempo echándoles en cara a su chicas que están dedicadas en cuerpo y alma al menor.

  • También se da el caso que pueden aparecer cuadros de ansiedad.

  • Empiezan a acumular en su interior dosis de agresividad, que se mostrará, por ejemplo, tirando cosas al suelo cuando se enfaden o chillando por cualquier motivo.

Medidas para ponerle fin a la situación

Si para los hombres que sienten celos por sus hijos esta es una situación incómoda, ni que decir tiene para sus mujeres. Y es que estas no sólo tienen que dedicarse por completo al cuidado de sus pequeños e intentar sobrellevar cómo pueden su postparto sino que, además, se topan con el hecho de que sus parejas en vez de ayudarlas, les dificultan más el día a día.

No obstante, es vital que todos pongan de su parte para salir de ese “atolladero” y para lograr que se respire un buen ambiente a nivel familiar y de pareja. Así, los padres deberán entender que los bebés requieren cuidados constantes y que por eso las madres están pendientes permanentemente de los mismos.

celos-3

Las féminas, por su parte, también pueden llevar a cabo ciertas acciones para ayudar a sus parejas a ponerle fin a los mencionados celos. En concreto, pueden optar por medidas tales como estas que mostramos a continuación:

  • Es necesario que dejen claro a sus chicos que los siguen queriendo como siempre, aunque ahora no les pueden dedicar tanto tiempo. ¿Cómo hacerlo? No hacen falta grandes demostraciones de amor sino una caricia, un beso, un abrazo en cualquier instante, un “te quiero”…

  • Por supuesto, es interesante también que las mamás hagan más partícipes a sus maridos o novios del cuidado del bebé. Por eso, les deben animar a realizar tareas que permitirán que se estrechen los lazos de afecto entre padre e hijo. Nos estamos refiriendo a bañarle, a cambiarle de ropa, a darle el biberón…

  • No menos vital es que la comunicación reine entre la pareja. Esta es la manera de poder intercambiar impresiones, de saber lo que siente cada uno de sus miembros y de poder solucionar los conflictos que vayan apareciendo.

  • Asimismo, también es necesario que, de manera periódica, los recién estrenados papás puedan disfrutar de algún plan a solas. Por eso, se debe pedir ayuda a algún familiar o contratar a una niñera para que se quede con el menor mientras que la pareja sale a cenar, al cine o simplemente a dar un paseo.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias