Embarazo

¿Embarazada y trabajando? Conoce los principales riesgos laborales

riesgos-1
0 Comentar

Lo habitual es que cualquier mujer en estado, salvo las que están llevando a cabo un embarazo de riesgo, continúe con su vida normal y eso supone, por tanto, que siga trabajando hasta que llegue el momento de tener la baja y poder hacerle frente a la llegada del bebé. No obstante, es importante que se cuide de modo especial y, sobre todo, que sea consciente de que en su puesto puede estar sujeta a una serie de riesgos laborales.

Si sigues leyendo descubrirás los más significativos:

Peligros químicos

Hay mujeres que tienen un puesto laboral en ámbitos donde están de manera permanente en contacto con productos químicos de todo tipo y eso hace que estén expuestas a ciertos riesgos. Nos estamos refiriendo tanto a las que trabajan en laboratorios como en industrias de pinturas pasando por las que trabajan en invernaderos o fábricas de plaguicidas, por ejemplo.

En ese caso, lo que es necesario es que pongan más cuidado que nunca a la utilización de las citadas sustancias y también que se protejan convenientemente en pro de su salud y de la de sus bebés. De ahí que deban trabajar con todo el equipo de seguridad pertinente, que deberá incluir guantes y mascarillas, entre otras cosas.

Peligros posturales

riesgos-2

De la misma manera, también hay embarazadas que trabajan en tiendas, como camareras, como secretarias en oficinas…Todas esas profesiones suponen que tengan que pasarse mucho tiempo en la misma postura, ya sea de pie o sentadas, y eso puede traer consigo que deban hacerle frente a problemas tales como dolores de espalda, mala circulación sanguínea, hinchazón de pies

¿Qué pueden hacer al respecto? Básicamente descansar cada cierto periodo de tiempo, intentar cambiar de postura de manera frecuente, utilizar un calzado y una ropa adecuada que nos les causa más molestias…

Peligros mentales

En esta lista de riesgos laborales para las gestantes hay que incluir, de manera obligada, los que se refieren al ámbito mental. Se trata de los peligros a los que están expuestas las mujeres que tienen puestos de responsabilidad y que cuentan con un gran volumen de trabajo y presión. Y es que en esos casos pueden llegar a sufrir desde estrés hasta ansiedad pasando por incluso depresión. Consecuencias adversas todas estas que pueden hacer que el estado de gestación se enfrente a graves daños.

riesgos-4

Peligros de tipo biológico

Las embarazadas que trabajan en el ámbito agroalimentario, en el ganadero, en el veterinario e incluso en el sanitario también están expuestas a otros peligros, además de los ya mencionados anteriormente. En concreto, se topan con el hecho de que corren riesgos de ver afectada su salud y la de sus hijos debido al hecho de que pueden verse contagiadas por enfermedades e infecciones tales como la toxoplasmosis, la gripe, la hepatitis B…

Peligros en puestos de trabajo físico

Muchas futuras mamás trabajan en puestos que requieren que acometan una serie notable de esfuerzos físicos, tanto porque tienen que estar levantando peso de manera frecuente como porque están expuestas a cambios de temperatura constantes o porque tienen un horario en el que se pasan todo el tiempo moviéndose de aquí para allá y haciendo fuerza.

En este grupo se encontrarían desde féminas que trabajan en la construcción hasta las que desempeñan su trabajo en el sector de la ganadería o agricultura, pasando por las que desarrollan su profesión en mataderos o en servicios de limpieza, por ejemplo.

Es importante en estos casos que las mujeres se cuiden de modo especial, ya que en su estado deben evitar sobreesfuerzos y necesitan descansar un tiempo para estar bien y para que también se encuentren así sus hijos.

Consejos para embarazadas trabajadoras

riesgos-3

Si importante es conocer todo el conjunto de riesgos laborales a los que están expuestas las gestantes, también es necesario que estas sean conscientes de que deben seguir una serie de recomendaciones en pro de que puedan continuar con su trabajo sin ver peligrar su integridad o el desarrollo normal del embarazo:

  • Deben llevar ropa cómoda, que no las oprima, y un calzado adecuado. En este caso, deben tener en consideración el empleo de las conocidas medias compresivas, que les ayudarán a evitar que puedan sufrir varices, trombos o problemas similares.

  • Ni que decir tiene que periódicamente deben descansar, cambiar de postura y relajarse.

  • No deben levantar peso de más de 6 o 7 kilos.

  • En todo momento deben tener consigo una botella de agua para beber de manera frecuente. Así, se evitará que se deshidraten.

  • De la misma manera, es importante que paren su labor cuando sea necesario para poder comer algo y así conseguir que sus órganos funcionen de la manera adecuada.

  • Como hemos mencionado anteriormente, es imprescindible que utilicen los equipos de seguridad necesarios en su profesión y que eviten estar en contacto con elementos tales como lejía, mercurio, gasolina…

  • Asimismo no deben olvidarse de acometer periódicamente ejercicios de estiramiento para evitar que puedan sufrir problemas tales como la ciática.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias