Mamás y papás

Diccionario para primerizos. La S

s-diccionario
0 Comentar

En BabyAffinity tenemos como máximo objetivo ayudar a los padres a poder cuidar de sus hijos de la mejor manera posible, tanto cuando ya los tienen en brazos como cuando aún están en el interior de la madre en espera de que finalice el periodo de gestación. Precisamente por ese apoyo que queremos prestarles a los adultos iniciamos hace algún tiempo una serie titulada Diccionario para primerizos, que, como su nombre indica, está pensada especialmente para quienes se van a estrenar en la paternidad. Y es que estos desconocen un sinfín de términos relacionados con el embarazo, el parto y el posterior nacimiento que merece la pena que sepan en pro de su tranquilidad y el mejor desarrollo posible de su nuevo rol.

Hoy continuamos ese conjunto de artículos con este en el que vamos a darles a conocer algunas palabras fundamentales que tienen en común que empiezan por la letra S.

Sialorrea

s-1

Diversos y variados son los síntomas que puede experimentar cualquier mujer durante el periodo de gestación y uno de esos es el que responde al nombre de sialorrea. ¿En qué consiste? Básicamente en que la mujer se topa con el hecho de que produce una cantidad excesiva de saliva.

También se da en llamar ptialismo o hipersalivación, tiene lugar en las tres glándulas salivales más importantes de la boca (sublingual, submandibular y parótida) y suele aparecer por dos causas fundamentales: por problemas de reflujo gástrico o por el cambio hormonal que se experimenta en el cuerpo durante el embarazo.

Frustración puede ser la que sienta la mujer que se enfrente a un caso de sialorrea. No obstante, lo que debe hacer es mantener la calma, relajarse y llevar a cabo una serie de consejos que se considera que son estupendos a la hora de poder frenar el citado síntoma, entre los que destacan los siguientes:

  • Cuando empiece a notar exceso de saliva, debe beber agua.

  • Es importante que aumente el número de veces que se cepilla los dientes durante el día.

  • Otra recomendaciones importante es que, cada poco tiempo, realice pequeñas comidas.

  • Debe disminuir la cantidad de azúcar que toma.

  • Se aconseja también que, antes de irse a dormir, realice gárgaras con lo que es agua tibia y sal.

Síndrome de alcoholismo fetal

s-2

SAF son las siglas que identifican a este síndrome que viene a hacer referencia a todo el conjunto de problemas físicos o mentales que puede tener un bebé como consecuencia de que, durante el embarazo, su madre ha consumido alcohol. Y es que este penetra en la placenta y llega directamente al menor.

Los resultados de la lamentable actuación de la mujer cuando se considera que tiene efectos más perjudiciales en la salud de su hijo es durante el primer trimestre del periodo de gestación.

En concreto, entre las consecuencias que puede sufrir el pequeño por culpa de la adicción, la inconsciencia o la falta de compromiso de su mamá con el embarazo son las siguientes:

  • Mala coordinación y un crecimiento totalmente deficiente.

  • Anomalías de tipo cardíaco, tales como la comunicación interauricular conocida también como CIA.

  • Dificultades y serios retrasos en materia de lenguaje, habilidades sociales, movimiento e incluso pensamiento.

  • Anomalías en lo que se refiere al rostro, como pueden ser un maxilar superior muy pequeño, una cabeza de tamaño más reducido al que sería normal…

Sufrimiento fetal

s-3

Como su propio nombre indica, se trata del conjunto de problemas y dificultades que está sufriendo el feto en el interior de su madre, bien en el momento del parto o bien en cualquier otro instante del periodo de gestación, ya que se produce un cambio perjudicial en lo que es el oxígeno que le llega a través de la placenta.

Cinco pueden ser las causas principales de que el bebé tenga que hacerle frente a esa situación tan compleja:

  • No le llega suficiente sangre de la placenta, por culpa de alguna infección o una anemia.

  • La madre no está bien de salud porque presenta un cuadro de hipertensión, una insuficiencia respiratoria, una cardiopatía, anemia o acidosis.

  • La placenta está teniendo problemas, tales como un desprendimiento o un envejecimiento inadecuado.

  • El cordón umbilical es demasiado corto o se ha hecho un nudo, lo que provoca que la cantidad de oxígeno y sangre que le llega al feto no sea la que necesita realmente. Todo eso sin olvidar que también puede ocasionar el llamado sufrimiento fetal cuando se ha enrollado alrededor del cuello del bebé.

  • El útero materno posee algún tipo de malmorfación.

Mediante un monitor fetal es como suele descubrir estas dificultades que presenta el pequeño y que requieren la rápida intervención del médico que, en la mayoría de los casos, opta por provocar el parto o directamente realizar una cesárea. Lo hace en pro de velar por la salud y la vida del menor, que puede tener que hacerle frente a todo tipo de consecuencias por culpa de ese sufrimiento: lesiones reversibles, lesiones cerebrales, muerte…

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias