Educación

Un restaurante en Roma impide entrar a menores de 5 años

roma-restaurante
0 Comentar

Niños gritando, corriendo por el local, haciendo que los camareros tengan que sortearlos mientras intentan atender a sus clientes, comensales que continuamente reciben golpes en sus sillas porque los menores se dedican a jugar…Estas circunstancias, que todos hemos vivido en algún momento cuando estábamos comiendo o cenando en un local y que nos han hecho no disfrutar de ese instante, son las que han llevado a un restaurante situado en la ciudad de Roma a impedir la entrada a menores de 5 años. Una decisión que ha levantado una gran polémica en el país y que viene a “castigar” a los niños cuando los verdaderos responsables de que algunos puedan comportarse de esa manera, molestando a los demás, son sus padres.

El restaurante

La Fraschetta del Pesce es el nombre del restaurante romano, especializado en pescados, que hoy está copando las portadas de los medios de comunicación de todo el mundo debido a la decisión que ha tomado su propietario (Marco Magliozzi) en cuanto a la presencia de niños en el mismo. En concreto, en la entrada del local se da cuenta de la misma mediante un cartel que reza de la siguiente manera: “no es grata la presencia de niños menores de cinco años”.

La decisión

Desde el primer momento, el dueño del establecimiento ha manifestado que si ha acordado recomendar que los pequeños de esa edad no acudan al mismo es porque está cansado de que sus comensales y los camareros que allí trabajan no puedan estar a gusto. Y es que reconoce que desde hace tiempo tienen que “sufrir” que acudan padres con hijos que en el baño tiran todo el papel al suelo, provocan con sus carreras que los citados camareros se caigan, mezclan la sal y el vinagre… Un sinfín de situaciones que no resultan cómodas para nadie y que, además, llegan a provocar enfados con los progenitores de esos cuando se les llama la atención, porque se sienten molestos y lo manifiestan con muy malas formas.

Por ese motivo, en pro de la clientela, Magliozzi reconoce que ha optado por tomar la citada decisión. Manifiesta que sólo aconseja que acudan los padres que puedan tener “bajo control” a sus pequeños, para así no molestar al resto de personas que acuden al restaurante para disfrutar de un rato de relax frente a una buena comida.

roma-2

Pero no sólo eso. Una prohibición que sí establece como tal es que dentro de su local, por cuestiones de espacio, no están permitidos los carritos de bebés.

La polémica

Esta determinación por parte del propietario del citado local de comida en Roma ha provocado que se genere una gran polémica no sólo en la ciudad sino en todo el país. Así, son muchas las voces de personas que se han manifiestado en contra de esa prohibición, al considerar que está fuera de todo lugar que manifieste que en ese establecimiento no son bienvenidos los niños.

Hasta tal punto llega el malestar de mucha gente que incluso la policía se ha tenido que personar en el restaurante para hablar con el dueño, que, con total tranquilidad, le ha explicado los motivos de sus normas. Los agentes le han atentido y lo único que han podido conseguir legalmente es que retire de la fachada del restaurante el dibujo que, junto al mensaje relacionado con los pequeños, tenía de un menor con la cara absolutamente enfadada.

Por otro lado, no podemos obviar que también Marco Magliozzi cuenta con quien le respalda y está a favor de las medidas que ha tomado. En concreto, las personas que le aplauden son quienes consideran que, en muchas ocasiones, la falta de educación de los padres y el que quieran disfrutar de tiempo libre sin que sus hijos les molesten, provoca que en los restaurantes estos se dediquen a jugar como si estuvieran en el parque, sin ser regañados y ocasionando un absoluto malestar a los demás comensales.

Consejos para ir a un restaurante con los niños

roma-3

Independientemente de que las normas impuestas en ese restaurante nos puedan parecer adecuadas o no, lo que sí es cierto es que hay padres que se despreocupan de sus vástagos cuando salen a comer fuera y no hacen nada para evitar que esos no incordien a los demás clientes. Por eso, para que tú puedas ir a un local de ese tipo con tus hijos y no provoquéis malestar a nadie, hay que seguir estas recomendaciones:

  • Antes de salir de casa, hay que explicarles a los niños las normas que hay que seguir, es decir, cómo deben comportarse y las consecuencias de que no lo hagan.

  • Es fundamental que cada pequeño se lleve algún tipo de entretenimiento para que no tenga que levantarse de su silla en el restaurante. Nos estamos refiriendo a un libro, a un cuento para colorear, una libreta y lápices para pintar…

  • Hay que hacerles partícipes en las conversaciones.

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias