Cuidados del Bebé

Cuidado con los hackeos de vigilabebés. Tu hijo puede vivir una pesadilla

hackeo-3
0 Comentar

Uno de los artículos más necesarios en el cuidado de los pequeños es el vigilabebés, ya que permite que los padres, a pesar de no estar en la misma habitación que su hijo, puedan conocer qué hace este, si está descansando o si se encuentra llorando. Sin embargo, hay que tener cuidado con ese tipo de dispositivos electrónicos, concretamente con los que se conectan a Internet. ¿Por qué? Porque los mismos pueden ser objeto de hackeo por parte de individuos con una actitud deleznable, que lo hacen es provocar que los menores vivan una auténtica pesadilla, un horror que parece sacado directamente de una película de miedo. Y si no que se lo digan a los adultos que protagonizan ahora este artículo

Un caso sorprendente

En estas semanas es cuando se ha dado a conocer de manera pública un caso que nos ha puesto a todos los pelos de punta y que precisamente tiene que ver con los citados sistemas para vigilar a los niños y el “boicot” que esos sufren.

Los protagonistas son unos padres que viven en Nueva York junto a su niño de 3 años y que estaban atravesando un momento complicado en la familia. ¿El motivo? Que el menor se negaba a dormir por las noches en su habitación y demostraba un miedo atroz a esa situación porque afirmaba que un hombre le hablaba.

Los adultos, como no podía ser de otra manera, revisaron el cuarto de su hijo y no encontraron nada extraño. De ahí que pensaran todo tipo de cosas acerca de lo que estaba ocurriendo, desde que se trataba de una actitud infantil habitual hasta teorías más rocambolescas relacionadas con fenómenos paranormales.

El descubrimiento

Al no hallar nada que pudiera explicar el miedo del pequeño, intentaron continuar con su vida y apostaron por calmarle y hacerle entender que no pasaba nada, que todo era fruto de su imaginación. Sin embargo, eso cambió para siempre una noche en la que, al pasar junto al cuarto del pequeño, oyeron una voz de hombre que venía de esa estancia, una voz que decía “despiértate niño, tu papá te está buscando”.

hackeo-1

¿Tienes los pelos de punta? Pues eso es precisamente lo que les sucedió a esos adultos que, acto seguido, entraron en la habitación y al hacerlo esa persona volvió a manifestar: “mira, alguien viene”.

Como locos, se pusieron a buscar por todas partes el lugar del que procedían esos comentarios y lo que descubrieron les dejó con la boca abierta. En concreto, venían del monitor que tenían instalado para, desde sus propios teléfonos móviles, tener vigilado al bebé y poder ofrecerle su atención cuando lo necesitara. Y es que ese dispositivo, que se conectaba a Internet para brindar la mencionada función, había sido hackeado.

De esta manera, fue cómo se dieron cuenta de que su niño tenía razón y de que todo tenía una explicación lógica. Eso sí, les repugnó que una persona pudiera “divertirse” causando pavor a un bebé.

De ahí que optaran por acometer las medidas de seguridad que se recomiendan al respecto, tales como cambiar la contraseña del vigilabebés o descargar las actualizaciones que periódicamente la marca del mismo lanza al mercado.

Otros casos similares

hackeo-2

Aunque nos pueda parecer increíble, no es el único caso que se ha producido. Así, a raíz de la publicación de esta noticia, se han dado a conocer otras similares que realmente vienen a dejar patente la actitud cruel y realmente vergonzosa de individuos que se dedican al hackeo y que atentan contra el bienestar de menores:

  • Una mujer ha descubierto que un pirata se dedicaba a utilizar el mencionado monitor para bebés para insultar noche tras noche a su pequeña de dos años a la que llamaba “pequeña zorra”.

  • En Minnesota, también una madre se dio cuenta que todas las noches salía música realmente terrorífica del cuarto de su hijo. Removió toda la estancia y al final descubrió que la misma procedía de la cámara que tenía instalada para ver en todo momento cómo se encontraba ese. Eso hizo que se pusiera en contacto con expertos en informática e Internet quienes procedieron a rastrear la IP y, al hacerlo, se toparon con una página web que se dedicaba a “asustar” a multitud de niños de esa forma. Y es que en la misma aparecían colgadas numerosas fotografías de niños durmiendo en sus cunas y camas que se despertaban al oír sonidos y voces extrañas.

  • Quizás uno de los casos más espeluznantes fue el de una mujer que una noche vio cómo el vigilabebés que tenía en la habitación de su pequeño se movía de un lado para otro y no sólo eso sino que del mismo artículo salía una vez que le gritaba al bebé: “¡Despierta!”. No se trataba de un poltergeist sino de un hacker.

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias