Embarazo

Una embarazada es humillada por la cajera de un supermercado

supermercado-1
0 Comentar

A diario nos encontramos con una serie de noticias que consiguen sorprendernos, unas para bien y otras, sin lugar a dudas, para todo lo contrario. Y entre esas últimas se halla la que ahora queremos darte a conocer y que tiene a dos protagonistas: a una embarazada y a la cajera del supermercado al que acudió a comprar. Una profesional esta que lo hizo fue llevar a cabo comentarios ofensivos sobre el estado de su clienta.

¿Dónde ha sucedido?

El escenario donde ha tenido lugar el hecho que nos ocupa ha sido en una de las tiendas que una conocida tienda de supermercados posee en la población de Wellingborough, en Reino Unido.

Los hechos

Toda esa historia que queremos darte a conocer arranca uno de estos pasados días cuando Emily Saunders toma la decisión de ir a hacer unas compras al mencionado supermercado. Allí adquiere todos los productos que necesita y, acto seguido, se dirige a la caja más cercana para poder pagar los mismos.

En ese momento, comienza el problema. Y es que la cajera que le atiende, se ve que dotada de descaro o sinvergonzonería como se quiera llamar, no duda en burlarse de su estado de gestación. Así, al verle lo abultado de su vientre, pues se encuentra en ese momento en la semana 36 de embarazo, no duda en hacerle el siguiente comentario: “¿No había nada ese día en la tele?”, dejando caer, por tanto, que el bebé que venía en camino era simplemente fruto de un error y del puro aburrimiento.

Ante tales palabras, la futura mamá no sólo se queda estupefacta sino también dolida, por lo que paga su compra sin ni siquiera esperar a que se le devuelva el cambio. Una acción esa que también es comentada por la mencionada empleada del supermercado que no duda en decirle en voz alta: “no puedes evitar el cambio una vez ha llegado”.

supermercado-3

Los motivos del sentimiento de humillación

Indiscutiblemente Emily se encuentra dolida por el atrevimiento y la desfachatez de la cajera de la tienda. Pero, ante todo, se siente humillada al tener que haber escuchado que su bebé no ha sido deseado sino un puro error. Y es que el embarazo del que está disfrutando no ha sido fácil conseguirlo, todo lo contrario, sólo lo ha alcanzado después de haber tenido que someterse a un complicado tratamiento de fertilidad. De ahí que le hayan dolido de modo especial los comentarios de esa mujer que no dudó en burlarse del periodo de gestación sin saber todo lo que había sufrido la futura mamá por cumplir su sueño de tener un hijo.

La reacción de la cadena

De manera inmediata, tras tener lugar los hechos citados, la embarazada no dudó en comentar lo sucedido una vez que llegó a su casa. Pero no sólo se lo contó a su familia sino que optó por darlo a conocer a través de las redes sociales.

En concreto, hizo uso de su cuenta en Facebook para exponer públicamente la humillación a la que había tenido que hacerle frente por culpa de una cajera que, ante todo, es muy poco profesional.

Rápidamente fueron muchos los comentarios de apoyo que los internautas le dejaron en su perfil, pero también la propia cadena de supermercados se hizo eco de lo sucedido. Tanto es así que al poco tiempo le contestaron pidiéndole disculpas por lo que había acontecido.

En concreto, le solicitaron perdón con un texto que rezaba así: “Esperamos un alto rendimiento de atención al cliente por parte de todos nuestros trabajadores y estamos realmente avergonzados por este incidente. Te pedimos perdón y te damos a conocer que nos encontramos investigando con toda prioridad lo sucedido para tomar las medidas necesarias. También queremos añadir que nos aseguraremos de que nuestros empleados de Wellingborough reciban formación extra para que algo parecido jamás vuelva a suceder”.

Otra noticia que nos ha causado estupor

Si estos hechos nos han hecho avergonzarnos y sorprendernos por la actitud de esta cajera, ha tenido lugar otro que lo que nos ha provocado, ante todo, es indignación y horror. En concreto, lo que ha pasado es que una joven de 17 años le ha dado lejía a su recién nacido.

Sí, como lo estás leyendo. La protagonista es una muchacha que, a escondidas de todo el mundo, dio a luz en el cuarto de baño de su casa. Al coger a su bebé en brazos y, según ha manifestado, temerosa de las reacciones que pudieran tener sus padres, lo único que se le ocurrió fue echarle lejía por la boca al pequeño.

Afortunadamente, tras unos segundos, intentó limpiar al recién nacido el rostro de ese líquido tóxico y además llegó su tía que hizo todo lo que pudo por solventar la situación. El resultado de todo eso es que ahora el menor está siendo atendido en el hospital de las graves heridas que ha sufrido y parece que va a salir adelante.

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias