Salud

¿Cómo recuperar el pecho tras la lactancia?

¿Cómo recuperar el pecho tras la lactancia?
pecho-cuidar
0 Comentar

Un cambio notable se avecina en la vida de tu bebé y en la tuya propia: vais a dejar de lado ya definitivamente la lactancia y el pequeño va a comenzar a tener una alimentación basada en otros productos que no son la leche materna. En ese caso, además de tener paciencia hasta que tu hijo se acostumbre a nuevos sabores y texturas, tienes que poner especial atención en cuidarte, concretamente en hacer que tu pecho pueda recuperarse del esfuerzo que ha venido realizando.

¿Cómo lograr que vuelva a tener su mejor aspecto? Sencillamente siguiendo los consejos que te damos a conocer a continuación:

Ejercicio

Lo primero y más importante que debes tener en consideración es que vas a tener que hacer ejercicio para tonificarlo y que su piel vuelva a estar en las mejores condiciones. Para eso, puedes optar por distintas alternativas. Así, hay quienes consideran que uno de los mejores deportes que se pueden practicar con ese objetivo es la natación y hay quienes apuestan, sin embargo, por la realización habitual de Pilates, para poder fortalecer convenientemente los pectorales.

No obstante, si no tienes tiempo para acudir al gimnasio, ya sea por motivos profesionales o personales, no te preocupes. Y es que en tu propia casa puedes llevar a cabo varios ejercicios que también son muy útiles para alcanzar el objetivo citado:

  • Uno que se puede realizar en el hogar es el de levantar pesas de no más de un kilo cada una. En concreto, debes coger una con cada mano. Luego, te colocarás de pie y recta con los brazos a cada lado. Una vez así deberás proceder a elevar las pesas llevando esos hasta la altura en la que tienes los hombros.

  • Otro de esos ejercicios consiste en, estando sentada, elevar los hombros hacia las orejas lo máximo posible y aguantar en esa postura final unos segundos. Se trata de una alternativa muy sencilla que habrá que repetir varias veces.

  • De la misma forma, no hay que pasar por alto que otra sencilla actividad que te ayudará a hacer que tu pecho se recupere se basa en unir las palmas de las manos. Una vez así lo que deberás acometer es apretar una contra la otra como si quisieras partir algo que tienes entre ambas.

pecho-1

Cremas

Ni que decir tiene que en el mercado de la belleza y la cosmética existen diversas cremas que te ayudarán a reafirmar tus senos e incluso a hacerle frente a las posibles estrías que te hayan salido durante la lactancia. Eso sí, antes de comprar una por tu cuenta, es aconsejable que le consultes a tu médico.

Sujetador idóneo

Por supuesto, también el sujetador que lleves te puede servir de apoyo para alcanzar o no el objetivo que te has propuesto. En concreto, debes optar por uno que no sólo le aporte firmeza a los pechos, sin ocasionarles presión, sino que también le dé comodidad. Por eso, ten presente que es fundamental que sea de la copa correcta y que cuente con unos tirantes que garanticen la sujeción necesaria para que los senos no se descuelguen.

pecho-2

Otras recomendaciones

Además de los consejos expuestos hasta el momento, ten presente que no son los únicos. Y es que son otras muchas más las recomendaciones que debes o puedes elegir para volver a presumir de escote y de pecho como antes de estar embarazada:

  • Es importante que cuando camines lo hagas con la espalda recta, ya que la postura encorvada lo único que hace es contribuir a que la “ley de la gravedad” afecte aún más a los senos.

  • No te olvides a diario, especialmente después de la ducha, de hidratar perfectamente el pecho pues así se evitarán problemas de estrías y sequedad.

  • Ni que decir tiene que debes vigilar tu alimentación. Eso supone que tomes muchas verduras y frutas, que bebas mucha agua al día en pro de una perfecta hidratación y que dejes de lado el alcohol.

  • Nada de fumar.

  • Cuando vayas a tomar el sol, cuida mucho tus pechos y protégelos con la crema solar pertinente.

  • En el momento que te vayas a duchar o bañar, es importante que siempre sigas una máxima: hacerlo con agua templada y finalizar el proceso con fría. ¿Por qué? Básicamente porque la caliente lo que lleva a cabo es un mayor descolgamiento de los senos, porque se encarga de dilatar los capilares y de proceder a relajar los músculos.

  • Vale que por la noche te quites el sujetador para descansar de forma mucho más cómoda, pero llévalo durante el resto del día.

  • Asimismo, no te olvides de tener en cuenta que, si te apetece y te lo puedes permitir, existen diversos tratamientos que se ofertan en centros de cirugía estética y de belleza que están pensados específicamente para lograr que el pecho luzca espectacular.

Noticias relacionadas

Lo más vendido

Categorías

Últimas noticias