Cuidados del Bebé

Las orejas de soplillo en los niños

orejas-2
0 Comentar

Muchos son los niños que vienen al mundo con las conocidas como “orejas de soplillo”. Una circunstancia esta que no entraña ningún problema, salvo cuando algunos de esos menores tienen que hacerle frente a todo tipo de risas, murmullos y descalificaciones por parte de sus compañeros de clase. Y es que, como se suele decir y es cierto, los pequeños pueden llegar a ser realmente crueles.

Por regla general, nada más nacer se percibe que tienen las orejas despegadas, sin embargo, también se da la circunstancia en otros casos que las mismas van abriéndose poco a poco, conforme sus “dueños” van creciendo.

Si tú hijo presenta esa característica física y temes que pueda ser objeto de burla, teniendo que soportar que se le llame con el habitual descalificativo de “Dumbo”, es importante que sepas que hay una serie de acciones que puedes llevar a cabo para corregir ese aspecto físico:

Otostick

Bajo tan singular nombre se encuentra un artículo que viene a ser, ni más ni menos, que un corrector estético específico para los casos que nos ocupan. Ese se compone de dos partes claramente diferenciadas y que son adhesivas: una que se adhiere a lo que es la zona posterior de la oreja y la otra a la cabeza. El resultado de eso es que aparentemente el pequeño que lo lleva tiene unas orejas perfectamente pegadas a su rostro.

Se trata de un artículo sencillo de utilizar, que se puede emplear con niños de tres años de edad en adelante, que no se debe aplicar sobre la piel húmeda y que requiere que semanalmente se sustituya, para así proceder a limpiar la parte del cuerpo sobre la que se coloca y también para poder hidratarla.

Es importante saber, además, que existe la modalidad Otostick bebé que está recomendada para pequeños de más de tres meses.

orejas-1

Corte de pelo

Indiscutiblemente una de las alternativas más sencillas que existen para poder ocultar las orejas de soplillo de cualquier niño es la de dejarle el pelo largo. Esto es especialmente apropiado en el caso de las pequeñas, que pueden evitar así el tener que corregir esa característica física con otros métodos más complejos y que supongan una inversión de dinero por parte de sus padres.

Método Auri

Especialistas de Dinamarca son los que han procedido a darle forma a esta técnica, que viene a sustentarse en el empleo de una serie de correctores durante un periodo comprendido entre los tres y los seis meses. Básicamente supone colocar en el menor unas tiras de tipo hipoalergénico en sus orejas, que serán las encargadas de hacer que las mismas, poco a poco, vayan pegándose más a la cabeza. Es interesante saber que, basándose en el mismo principio que existe en materia de correctores dentales, por la noche el pequeño se quitará las mencionadas tiras para, en su lugar, utilizar un clip que vendrá a realizar idéntica función.

Ortoplastia

orejas-3

Sin lugar a dudas, el método más efectivo y más complejo a la vez que existe en estos momentos para corregir las orejas de soplillo es este, la ortoplastia. Se trata de una intervención quirúrgica de tipo estético que requiere que el niño pase por quirófano.

Es una operación sencilla, que se acomete con anestesia local y que tiene una duración aproximada de dos horas. La recuperación es rápida y sus riesgos son mínimos, pero eso sí, hay que tener en cuenta que supone entrar en el mencionado quirófano y no todos los padres están dispuestos a hacer eso con sus hijos.

No obstante, hay circunstancias, como unas orejas demasiado separadas o un gran complejo en el pequeño, que propician que tanto los progenitores como el médico pertinente consideren que indiscutiblemente es la mejor alternativa para que el menor pueda corregir esa característica física que posee.

De la ortoplastia hay que saber además que es definitiva, es decir, que corrige las orejas de manera permanente y que se debe hacer en niños que tengan al menos siete años de edad, pues es el momento en el que sus orejas ya se han formado por completo.

Aunque nos estamos refiriendo a pequeños, no podemos olvidar que son muchos los adultos que se decantan por esta intervención para dejar de tener las orejas de soplillo. En concreto, tenemos como ejemplo a famosos como el ex jugador de baloncesto Fran Murcia o el futbolista del F.C. Barcelona Dani Alves.

A grandes rasgos, estas son las principales alternativas que existen para conseguir acabar con ese rasgo físico. No obstante, en todo momento los padres deben tener en cuenta que lo primero y más importante que deben hacer es conseguir que sus hijos con orejas de soplillo aprendan desde pequeños que nadie es perfecto, que no hay que burlarse de los demás y que el verdadero valor de las personas está en el interior.

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias