Noticias

Muere una niña tras ingerir una pila

pila-niña
0 Comentar

La Navidad es una época de felicidad para la mayoría de las familias porque comparten mucho tiempo juntas y, de modo especial, para los pequeños de la casa ya que, entre otras cosas, reciben la visita de Papá Noel o de los Reyes Magos. Sin embargo, en ocasiones, como la que ahora vamos a contarte, todos esos momentos mágicos pasan a convertirse en un auténtico drama y todo por un simple descuido.

En concreto, lo que ha sucedido es que se ha producido el fallecimiento de una pequeña al ingerir una pila de los juguetes que le había traído Santa Claus.

La protagonista

La protagonista de tan triste historia no es otra que Brianna Florer, una pequeña estadounidense de 2 años de edad que se encontraba viviendo una estupenda navidad en compañía de sus papás y de sus abuelos, que viven en Oklahoma.

Alegría convertida en tragedia

Feliz y contenta por las fechas en las que estamos es como se hallaba toda la familia y especialmente Brianna, que había recibido en casa de sus abuelos la visita de Papá Noel. En concreto, este le había dejado varios juguetes y uno de esos es el que le ha ocasionado la muerte.

Todo comenzó cuando a los pocos días de tener en sus manos los regalos, la pequeña empezó a sentirse mal. Sus padres pensaron que sería una indigestión o algo parecido, sin embargo, la llevaron rápidamente al hospital en el momento que se dieron cuenta no sólo de que su piel estaba tornándose azul sino que además se encontraba vomitando sangre.

En el centro sanitario los médicos la atendieron de manera urgente y lo que descubrieron fue que se había tragado una de las pilas de sus juguetes. Por eso, se vieron en la obligación de meterla rápidamente en quirófano para poder extraerle la misma y evitar que su estado siguiera empeorando.

Algo más de horas estuvieron interviniendo a la pequeña. Sin embargo, no sirvió de nada porque acabó falleciendo en la mesa quirúrgica. Y es que la hemorragia que la estaba afectando era imparable, pues el ácido del artículo que había ingerido, a través de lo que es el esófago, había provocado que le llegara hasta la carótida.

Su familia

Como es de imaginar, la familia de esta niña de dos años se encuentra totalmente hundida y desolada por su pérdida. No puede creer aún que lo que estaban siendo unas navidades perfectas se hayan convertido en un auténtico drama. Es más, como incluso ha llegado a manifestar su abuelo a diversos medios de comunicación, todavía no acaban de encontrar en sus mentes el momento y la manera en la que la pequeña pudo tragarse la pila.

Consejos para evitar daños con los juguetes

pila-2

Para poder evitar situaciones trágicas como la que le ha ocurrido a Brianna Florer, es importante que, ahora que están a punto de llegar los Reyes Magos a nuestros hogares, se tomen una serie de medidas de precaución con los juguetes que regalen a los niños. Se trata de recomendaciones que conseguirán que esos no tengan que sufrir ningún tipo de daños o lesiones de distinta gravedad:

  • Hay que comprobar que los citados artículos no tengan piezas que se puedan caer con facilidad y que el menor pueda llevárselas a la boca y atragantarse.

  • Por supuesto, es vital que no tengan tampoco filos cortantes.

  • Es imprescindible certificar que son juguetes que cuentan con el distintivo que dejan claro que siguen las normas de seguridad establecidas por la Unión Europea.

  • Hay que cerciorarse de que no poseen ningún tipo de elemento que pueda hacer que los pequeños puedan llegar a estrangularse o asfixiarse.

  • Otra de las normas básicas que deben tenerse en consideración y que hay que comprobar previamente a la compra, es que los productos que se ponen al alcance de los niños para jugar y divertirse no se puedan inflamar con facilidad. Es decir, que no porque estén cerca de una fuente presumiblemente de calor puedan arder o explotar de manera rápida.

  • Ni que decir tiene que es vital que los juguetes no estén fabricados con materiales que sean tóxicos o que la pintura que posean pueda provocar reacciones peligrosas en la salud del pequeño. Esta es una norma de seguridad fundamental teniendo en cuenta que los menores a ciertas edades están continuamente llevándose todo a la boca.

  • Por supuesto, tampoco deben contar con ningún elemento que tenga carácter radioactivo.

  • En el caso de artículos que funcionen con electricidad, hay que comprobar que la misma no exceda de los 24 voltios.

  • Asimismo, también los padres deben comprobar que los juguetes tienen las instrucciones pertinentes y que estas se encuentren perfectamente visibles y que, por supuesto, también sean legibles.

Teniendo en cuenta todas estas recomendaciones, esta Navidad no habrá que temer por la seguridad de los niños al tener en sus manos los regalos que les ha traído Papá Noel.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias