Nutrición

Menú para la semana 27 de embarazo

27-menu
0 Comentar

Igual que es fundamental acudir a las distintas citas médicas que tenga, también es necesario que la mujer en estado vigile de modo especial su alimentación en la semana 27 de embarazo, cuando está a punto de despedir el segundo trimestre del mismo. ¿Por qué? No sólo por su salud en general y por la de su bebé, que ya mide 24 centímetros y pesa algo más de un kilo, sino también porque es la manera de que pueda hacerle frente a los síntomas habituales de ese momento.

En concreto, en ese periodo justo tendrá que soportar no sólo una hinchazón de pies y tobillos notable, por culpa de la retención de líquidos, sino también la posible aparición de estrías en determinadas zonas de su cuerpo.

Por todo eso, nada mejor que establecerse un menú sustentado en pilares como los que vamos a dar a conocer a continuación para cada una de las comidas del día:

Desayuno

27-1

Las náuseas y los vómitos matinales habituales de las primeras semanas del periodo de gestación ya han desaparecido, sin embargo, muchas mujeres experimentan un notable cansancio y una falta de energía notable. Por eso, nada mejor que combatirlos tomando un completo y variado desayuno.

Como en semanas anteriores, es imprescindible que esta primera comida del día esté compuesta por tres tipos de alimentos:

  • Lácteos. Para que estos no falten, la futura mamá debe tomarse un vasito de leche semidesnatada. En el caso de que no le guste el sabor de esa, puede optar por añadirle un poco de cacao o café, pero tiene que ser descafeinado.

  • Cereales. En este caso, son muchas las alternativas que tiene para tomarlos. En concreto, se puede decantar por un bol de cereales o bien por una tostada de pan integral e incluso por galletas integrales. De la misma manera, también son opciones que algún día tome, en lugar de cualquiera de esos productos, unos crêpes o un poco de bizcocho.

  • Fruta. Esta, por otro lado, se puede tomar directamente en una pieza concreta o bien a través de un zumo natural.

Media mañana

La embarazada que haya leído nuestros artículos anteriores sobre alimentación tendrá claro que debe realizar cinco comidas al día, ya que es la manera de que su organismo esté funcionando de la forma adecuada y, también, de que pueda tener bajo control al hambre.

Por ese motivo, es necesario que sobre las 11:30 o 12 horas opte por tomar un tentempié. ¿El qué? Indiscutiblemente lo más saludable es decantarse por una pieza de fruta o por un puñado de frutos secos, que son muy útiles para hacerle frente a diversos síntomas de la gestación.

Almuerzo

27-3

Llega el mediodía y la hora de realizar la comida más contundente del día. En este caso, la futura mamá tiene dos opciones: elegir un plato único, como unos espaguetis a la boloñesa o un arroz frito con verduras, junto a una pieza de fruta o bien establecer un menú compuesto por varios platos. En el caso de que se decante por la segunda alternativa, deberá tener en cuenta estas recomendaciones que le serán de gran utilidad:

  • Primer plato. Para comenzar, tiene que elegir una única receta entre las propuestas que están aconsejadas: salteado de verduras, ensalada, crema de verduras, gazpacho…

  • Segundo plato. En este caso, deberá decantarse por una opción entre estas: pollo al limón, merluza en salsa verde, pechuga de pollo a la plancha, filete de ternera a la plancha o pescado al horno. Con respecto a la última opción, hay que exponer que lo más recomendable es que sea salmón o bacalao.

  • Postre. Indiscutiblemente, este debe estar compuesto por fruta, ya sea tal cual o en forma de macedonia, por ejemplo.

Merienda

Por la tarde, por los mismos motivos que hay que ingerir algún alimento a media mañana, también la embarazada debe tomar algo. En este caso, también tiene muchas alternativas. No obstante, será un auténtico acierto que se decante por una de las siguientes: batido natural, yogur semidesnatado con un par de galletas integrales, un sándwich de jamón york y queso, una compota de frutas con un poquito de frutos secos…

Cena

27-5

Para completar el menú perfecto, sano, equilibrado y completo que necesita para la semana 27 de embarazo, la mujer debe tomar una cena adecuada. Como siempre recordamos, es vital que sea ligera para que así pueda descansar bien, sin tener que hacerle frente a problemas de pesadez y de una digestión complicada.

En este caso, deberá decantarse por un único plato, que deberá seleccionar entre las alternativas más apropiadas que establecen los nutricionistas para la ocasión: ensalada con pollo, pescado a la plancha, revuelto de verduras, hamburguesa de pollo, buñuelos de bacalao…

El postre lo aconsejable es que sea una infusión. Eso sí, te recomendamos que leas nuestro artículo sobre este tipo de bebidas ya que hay algunas que están totalmente prohibidas para las gestantes.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias