Mamás y papás

Diccionario para primerizos. La P

Diccionario para primerizos. La P
p-diccionario
0 Comentar

Uno de los grandes propósitos que tenemos desde BabyAffinity es ayudar a los padres a que puedan afrontar mejor el cuidado y la educación de sus hijos. Por eso, decidimos poner en marcha una serie titulada Diccionario para primerizos, con la que los adultos que van a estrenarse en eso de la paternidad puedan tener toda la información necesaria sobre el embarazo, el parto y la posterior atención a los pequeños de la casa.

Hoy continuamos ese conjunto de artículos con términos fundamentales que tienen en común que comienzan por la letra P:

Parto

Bajo esta denominación se encuentra el conjunto de acciones y situaciones que llevan a que se produzca el esperado nacimiento del niño. Básicamente podemos decir que se compone de tres fases diferenciadas:

  1. Contracciones unidas al comienzo de la dilatación del cuello del útero.

  2. La dilatación ha alcanzado su máxima cota, 10 centímetros, y el bebé está encajado y listo para salir del interior de su madre. Los empujes de la madre y el trabajo de la matrona son los que permiten que acabe naciendo.

  3. En esta tercera etapa se produce lo que es el desprendimiento de la placenta de lo que es el útero, así como la salida de los llamados anexos.

Por regla general, lo habitual es que se produzca un parto natural que se desarrollará mediante las fases citadas. No obstante, no es el único que puede tener lugar, pues también están el que se acomete mediante cesárea, el que se llamada inducido porque se provoca ante el temor de daños para el bebé o la madre…

Asimismo en base a las circunstancias que rodean el momento del nacimiento o al lugar donde este se produzcan existen otros muchos tipos de alumbramiento, tales como el múltiple, el de nalgas, el que se realiza en casa, el que se acomete dentro de una bañera, el parto vertical…

p-parto

Placenta

Se trata de un órgano que se forma en el interior del útero de la mujer en el momento que se queda embarazada. En concreto, se integra dentro de los llamados anexos del feto y se crea al mismo tiempo que el embrión.

El objetivo fundamental que tiene es el de cuidar al bebé. Por eso, no sólo le suministra oxígeno y alimento sino que además le protege de parásitos, bacterias, virus e infecciones de distinta tipología. Se considera que tiene forma de disco, que cuenta con un peso que es totalmente proporcional al que tiene el niño y que posee un grosor de unos 3 centímetros.

Asimismo hay que subrayar que la placenta está compuesta de células maternas y fetales, que se forma totalmente en lo que es el quinto mes del periodo de gestación y que es expulsada una vez que ha nacido el bebé.

Postparto

Como su propio nombre indica, se trata del periodo de tiempo que tiene lugar de manera inmediata al alumbramiento del bebé y que se alarga hasta que la madre logra recuperarse del parto, es decir, hasta que su cuerpo vuelve a estar como se encontraba antes del embarazo. En concreto, se considera que el indicativo de que ha superado ya el alumbramiento es el retorno de su menstruación de manera normal.

También se llama puerperio y durante el mismo tienen lugar una serie de importantes situaciones y hechos en el organismo materno:

  • El cuello del útero va recuperando de manera paulatina sus dimensiones habituales, después del ensanchamiento producido como consecuencia del parto.

  • Tanto la vagina como el perineo y la vulva también se van retractando y superando el duro esfuerzo y trabajo al que han estado sometidos durante el nacimiento del niño.

  • Los pechos de la mujer expulsan el calostro y comienzan a producir leche para acometer la saludable alimentación del recién nacido.

  • Además de todo lo expuesto, es importante saber que durante este periodo la ya mamá está sometida no sólo a cambios físicos sino también a otros hormonales e incluso emocionales. Todo eso, unido a la presión que pueda sentir por ejercer correctamente su rol, le puede hacer caer en un estado de tristeza que, en los casos más severos, deriva en una depresión, que requiere inmediata atención médica.

p-postparto

Preeclampsia

Viene a ser una de las complicaciones que algunas mujeres, en torno a un 8%, experimentan durante el embarazo. Lo habitual es que surja sobre la semana número veinte del periodo de gestación, se cree que por razones inmunológicas, y que se manifieste a través de síntomas tales como un aumento considerable de la tensión, retención de líquidos, aumento de peso exagerado o aparición de proteínas en la orina.

La preeclampsia requiere una atención médica especial, pues si no se trata a tiempo puede originar graves consecuencias en la madre y en el hijo, tales como serios e irreversibles daños en los órganos vitales de la mujer e incluso el fallecimiento del segundo.

Noticias relacionadas

Lo más vendido

Categorías

Últimas noticias