Embarazo

¿Qué pasaría si los hombres fueran los que se quedaran embarazados?

¿Qué pasaría si los hombres fueran los que se quedaran embarazados?
embarazados-1
0 Comentar

Seguramente que alguna vez se te ha pasado por la cabeza o lo has comentado con tu familia o amigos en una reunión divertida: ¿qué pasaría si los hombres fueran los que se quedaran embarazados y dieran a luz? Puffff, que el mundo se extinguiría. Y no lo pienso sólo yo, sino muchas personas.

¿Por qué creemos eso? Básicamente porque, por regla general, los varones son más “quejicas”, eso no se puede negar. Si por un simple resfriado pasean por casa como alma en pena y necesitan todos los cuidados del mundo porque la muerte está llamando a su puerta, parir sería para esos no un infierno sino mil.

Tomemos la situación con humor y dejemos volar nuestra imaginación. Así sería el periodo de gestación y parto del hombre:

La noticia del embarazo

En el momento que el hombre y su pareja sospecharan que un bebé podría venir en camino, lo primero que haría sería hacerse un test de embarazo en casa y luego, cuando el resultado fuera positivo y por presión de su mujer porque odian los médicos, iría a regañadientes a hacerse un análisis de sangre. Al darle los resultados y decirle el doctor: “enhorabuena, está usted embarazado”, diría algo así como: “lo sabía, es que soy super fértil, tengo una genética estupenda y ha sido intentarlo y aquí está el bebé. Soy un máquina”.

Los primeros síntomas

El primer momento conflictivo para la esposa sería en el que el hombre empezara a tener los habituales síntomas del embarazo, tales como náuseas matinales o mareos. En ese sentido, se pasaría todo el día tumbado en el sofá, pediría la baja laboral y de su boca no pararían de salir palabras y frases como estas:

  • “Algo no va bien, estoy fatal, yo creo que mi vida corre peligro porque no paro de vomitar”.
  • “Ay, cariño, que me voy a morir y os voy a dejar viuda y huérfano”.
  • “Tengo algo malo. Si es que mi cuerpo me falla, no veo bien, sólo puedo estar tumbado viendo el fútbol”.

embarazados-2

El periodo de gestación

Si complicadas serían las primeras semanas del embarazo, ¿qué ocurriría el resto del periodo de gestación? La situación empeoraría notablemente:

  • Pruebas médicas. El hombre se negaría a ir a todas las citas médicas que tiene concertadas: “¿para qué voy a ir al médico otra vez y me voy a sacar sangre? Ya fui hace dos meses”.

  • Antojos. Las mujeres suelen tener antojos de chocolate, de helado o de fresas, pero los futuros papás los tendrían por otras cosas: “cariño, tengo antojo del nuevo juego que ha salido para la Play. Necesito que me lo compres o el niño nacerá con una mancha en forma de joystick”.

  • Clases preparto. Si los hombres se quedaran embarazados, las clases de preparación al parto serían muy distintas. En lugar de técnicas de relajación mediante respiraciones, los profesores apostarían por tranquilizarlos haciendo uso de trucos como estos: “cuando sintáis las contracciones, tenéis que buscar en vuestra mente el momento en que os sentís más relajados como, por ejemplo, cuando la suegra se va de casa, dejáis de oírla, os podéis tumbar en calzoncillos en el sofá y os tomáis una cerveza”.

  • Si lo llego a saber, no me quedo embarazado. Esta sería una de las frases más habituales que saldrían de la boca de los varones, pues en todo momento le estaría recordando a su pareja que el dolor de espalda, el hinchazón o la acidez de estómago que siente son auténticos sufrimientos y nada en el mundo tiene comparación con esos.

  • Su cuerpo. Quizás lo que más le gustaría de estar esperando un bebé es que vería cómo sus pechos aumentaban de tamaño. Y eso le haría pasarse el tiempo mirándolos y tocándolos de vez en cuando. De esta manera, quitaría su manía, frecuente en numerosos hombros, de tener las manos rascándose ciertas partes o al menos la compartiría con el toqueteo de sus senos.

embarazados-3

Llega el momento del parto

¡Saltarían las alarmas rojas! Cuando sintiera que ha roto aguas, después de que su pareja le informara de que estaba de parto y ese charco en el suelo no era porque sufría incontinencia, no sólo se pondría histérico sino que pediría a la mujer que llamara al 112, que la policía municipal cortara el tráfico para que pudiera llegar al hospital, que le escoltaran porque su vida estaba en serio peligro…

Pero en el centro sanitario su alarmismo sería aún mayor. Los dolores que sentiría le harían creer que se está muriendo, sería capaz de pedir lápiz y papel para hacer testamento in situ, se despediría de su esposa diciéndole lo mucho que la quiere, creería ver la luz al final del túnel y a la niña de Postergeist esperándole…

Y ¿en el paritorio? Puffff, allí se viviría una auténtica tragedia griega, pediría a la matrona que le sacara el niño inmediatamente, le diría que le pusiera no una epidural sino varias, si dejara de sentir las piernas por la anestesia pensaría que se ha quedado paralítico…

El bebé

Como si de una bomba de relojería se tratase, así sería como cogería al bebé y pediría una máscara de gas para cambiarle el pañal porque el meconio podría parecerle un virus infecto.

¿Qué te parece? ¿Crees que sería así si los hombres quedaran embarazados? Recuerda que todo está pensando con sentido del humor.

Temas

Noticias relacionadas

Lo más vendido

Categorías

Últimas noticias