Embarazo

Calendario del embarazo: de la semana 26 a la 29

Calendario del embarazo: de la semana 26 a la 29
26-calendario
0 Comentar

Una de las mejores maneras que tiene cualquier mujer de llevar bien el embarazo, de hacerlo con tranquilidad y de no sufrir estrés o ansiedad, es conociendo a la perfección todos los síntomas y cambios que irá experimentando, las pruebas a las que tendrá que ir sometiéndose o cómo es la evolución y crecimiento de su bebé.

Por ese motivo, en BabyAffinity nos propusimos hace un tiempo darle forma a una serie de artículos bajo el título calendario del embarazo, de cara a ayudar a las futuras mamás. Serie que ahora retomamos y que, mediante este texto, les va a permite descubrir cómo es el periodo de gestación durante el plazo de tiempo comprendido entre las semanas 26 y 29.

Semana 26

semana-1

Los movimientos que realiza el bebé a estas alturas del embarazo son más que notables, tanto es así que su madre podrá conocer en todo momento cuanto está dormido o cuando despierto. Pero no sólo eso, además, hay que destacar que empieza a succionarse el dedo de modo instintivo, que reacciona ante determinados estímulos que puede tener y que alcanza un peso de un kilo. ¿Cuánto mide? En torno a unos 23 centímetros.

La madre, por su parte, tendrá que hacer frente a la sensación de experimentar continuamente las patadas y movimientos de su hijo, lo que puede resultar tan fascinante como molesto. De la misma manera, verá que su vientre ha crecido de manera contundente y es normal que sufra síntomas tales como dolores de espalda e incluso picores en la tripa, producidos por los estiramientos de la piel.

Semana 27

semana-2

La madre se encuentra en plena recta final del segundo trimestre cuando llega a esta semana, en la que el feto alcanza los 24 centímetros y puede superar en algo el kilo de peso. Estos datos dejan patente que sigue creciendo, como también lo hace el hecho de que sus pulmones empiezan a funcionar de la manera más correcta y adecuada para cuando salga al exterior.

Uno de los aspectos más singulares de esta etapa y que contribuirá a seguir estrechando lazos entre madre e hijo, es que la primera puede llevar a percibir cuando el pequeño tiene hipo. El lado más “negativo” de la semana para la mujer es que es testigo de cómo aparecen más estrías en su cuerpo y del notable hinchazón que presentan sus pies.

Semana 28

semana-3

Unos 37 centímetros de longitud y más de 1 kilo de peso son las características físicas que tiene cualquier feto en esta última semana del segundo trimestre. Un momento en el que, además, ha conseguido desarrollar notablemente su sentido del oído, lo que le permite desde disfrutar escuchando música hasta reconocer la voz de su madre y de su padre, por ejemplo. De ahí que se recomiende que le hablen, le canten o incluso le lean cuentos.

La embarazada, por su parte, continúa también con su crecimiento en cuanto a tripa se refiere. Y eso sin olvidar que seguirá sufriendo ciertos síntomas que se acentuarán más notablemente, como los dolores de espalda e incluso los que se centran en la zona de la pelvis.

Semana 29

semana-4

Por fin, parecía que no iba a llegar nunca pero ya está aquí, ya se encuentra la mujer en la recta final de su embarazo, pues en la semana 29 arranca su tercer trimestre. Un periodo este en el que se harán más palpables ciertos síntomas, donde estará mucho más sensible y donde su cuerpo comenzará a prepararse para afrontar el inminente parto.

En concreto, será a partir de este momento cuando la mujer aumentará notablemente de peso y cuando pueda sentir lo que se conoce como contracciones de Braxton Hicks. Estas lo que hacen es ir fortaleciendo la zona del útero, de cara a facilitar lo que será el nacimiento del bebé. Por regla general, no resultan dolorosas y se producen sin periodicidad. No obstante, en los casos en los que no sea así, se requerirá que la embarazada acuda al hospital pues puede ser que exista alguna complicación o simplemente que vaya a tener un parto prematuro.

Por otro lado, el bebé en este momento sigue desarrollándose a pasos agigantados, habiendo alcanzado una longitud de 42 centímetros y un peso de kilo y medio, aproximadamente.

Como no podía ser de otra manera, pues ya había venido ocurriendo en semanas anteriores, no para quieto, está moviéndose y, por tanto, haciendo que la madre lo perciba a cada instante. Y es que está descubriendo el mundo.

Además de todo eso, no hay que olvidarse que en la semana 29, el niño es capaz de adoptar muchas posturas, se da la vuelta y continúa acometiendo lo que es el desarrollo de sus células nerviosas que se encuentran en el cerebro.

Noticias relacionadas

Lo más vendido

Categorías

Últimas noticias