Embarazo

Calendario de embarazo: de la semana 22 a la 25

Calendario de embarazo: de la semana 22 a la 25
22-calendario
0 Comentar

Ayudarte a estar informada de cómo va a ser tu embarazo, de los cambios que experimentará tu cuerpo y tu mente así como de la evolución qué va a tener tu bebé. Estos son los objetivos que nos hemos marcado desde BabyAffinity a la hora de acometer la realización de una serie de artículos a la que hemos titulado: Calendario de embarazo.

Así, a través de esos textos, podrás lograr solventar muchas dudas que tienes acerca del periodo de gestación y, sobre todo, tener tranquilidad. Y es que te ayudarán a saber en cada momento qué síntomas sufrirás o cómo se irá desarrollando la relación que mantendrás con el niño que llevas en tu interior.

En este caso, vamos a abordar a fondo la fase de segundo trimestre que se encuentra entre las semanas 22 y 25:

Semana 22

22-1

340 gramos de peso y una longitud de 20 centímetros. Estas son las dos principales características físicas que presenta un feto a esta altura del embarazo. Asimismo hay que destacar que el pequeño continúa desarrollándose y que, en ese instante, ya ha logrado que tanto sus uñas como sus cejas e incluso sus párpados estén completamente formados y sean identificables.

No obstante, tampoco hay que pasar por alto que además está formándose el sistema que será el encargado de ejercer como control de lo que son sus emociones.

La mamá, por su parte, en la semana 22 ha aumentado considerablemente de peso y su vientre prominente es ya más que palpable. Por otro lado, notará cada vez más las patadas de su hijo y, en lo que respecta a síntomas físicos, estará especialmente cansada y sentirá cómo su ritmo cardíaco ha aumentado.

Semana 23

22-2

El desarrollo del bebé en estos días es realmente importante, ya que está consiguiendo que prácticamente todos sus órganos vitales estén madurando considerablemente. Asimismo, su cerebro continúa desarrollándose a pasos agigantados.

Unos 500 gramos de peso son los que, aproximadamente, tiene ya en este momento y su tamaño ha superado la barrera de los 20 centímetros.

Precisamente por el hecho de que su niño crece, la mujer es testigo de cómo también lo hace su vientre, que le empezará a dificultar el realizar determinadas tareas e incluso el poder descansar adecuadamente. Pero no sólo eso. Además en esta fase es habitual que muchas embarazadas sufran problemas de gingivitis, por lo que se ven en la necesidad de tener que acudir a su dentista.

Semana 24

22-3

Todas las semanas son importantes dentro del periodo de gestación, pero es innegable que algunas lo son especialmente. Y este sería el caso de la 24. ¿Por qué? Porque es el momento en el que el bebé ha logrado desarrollar de manera notable varios de sus sentidos, por lo que empieza a descubrir el mundo exterior que le espera y, por tanto, a aprender.

En concreto, muchos profesionales médicos recomiendan que, a partir de esos días, la madre no dude en hablarle a su hijo mientras acaricia la tripa, contarle un cuento e incluso ponerle música. Y es que así el pequeño empezará a identificarla, sabrá cuál es su voz y al oírla se sentirá protegido y tranquilo. Todo eso sin pasar por alto que también será una manera de que se estrechen los vínculos afectivos entre ambos.

De la misma manera, en este momento el niño también aprende sabores en base a lo que come su mamá, pues esos le llegan a través del líquido amniótico.

En cuanto a características físicas pesa algo más de 500 gramos y mide unos 22 centímetros, aproximadamente.

La mujer, por su parte, sigue siendo consciente de que su cuerpo continúa preparándose para el cuerpo. Eso supone que pueda tener que hacerle frente a síntomas tales como dolores de espalda.

Semana 25

22-4

Igual que empieza a producirse la formación del color de ojos del bebé, este continúa desarrollando todos sus sentidos y especialmente el oído, lo que le permite identificar una gran cantidad de voces y sonidos que le llegan del exterior.

No hay que pasar por alto que en esta fase del embarazo, llega a aumentar de peso, casi hasta el kilo, y su longitud ya ha superado los mencionados 22 centímetros de la semana anterior.

Las pataditas que siente la mamá en este momento son mucho más notables y contundentes que en días anteriores. Pero no sólo eso. Además se ve en la tesitura de tener que seguir soportando dolores de espalda, debido fundamentalmente al volumen adquirido por su barriga, e incluso a otros síntomas que tienen lugar al crecer la piel del citado vientre. En concreto, muchas mujeres sufren picores y enrojecimientos en esa zona. Para aliviarlos, nada mejor que consultar al médico, que podrá indicarle la manera de ponerles fin.

Noticias relacionadas

Lo más vendido

Categorías

Últimas noticias