Fútbol

Al Atlético se le atragantan los recién ascendidos

Al Atlético se le atragantan los recién ascendidos
Griezmann pelea un balón durante el Girona-Atlético. (AFP)
0 Comentar

El Atlético de Madrid salvó un empate milagroso en Girona que bien pudo ser una derrota. Como en la pasada temporada los de Simeone comenzaban la Liga ante un recién ascendido con idéntico resultado, empate. Aunque esta vez el guión del partido fue completamente distinto. Una primera parte nefasta de los rojiblancos les condenó para el resto del encuentro.

Un doblete de Stuani en tres minutos ponía al Atleti contra las cuerdas. El uruguayo les dio a probar de su propia medicina con dos tantos de cabeza que sacaban a relucir las flaquezas de los colchoneros en defensa. Sin Godín, baja por sanción, Giménez ocupó su puesto. Pero ni el uruguayo ni Savic fueron capaces de frenar al cuadro catalán que disputaba el primer choque de su historia en la máxima categoría del fútbol español.

Los pupilos del Cholo no supieron reaccionar ante una situación adversa y casi les cuesta el partido. Oblak mantuvo vivos a los suyos con varias paradas para que el resultado al descanso no fuera más amplio. Pero en el ADN Atlético no está la palabra rendirse y lucharon hasta el final. Correa fue el salvavidas de un Atleti que se ahogaba poco a poco.

La entrada del argentino revitalizó al equipo que reaccionó por momentos. Pero no fue hasta el 78 cuando consiguieron recortar distancias por mediación de Correa para posteriormente empatar con una diana de Giménez a balón parado. Pese al empate el Girona fue muy superior durante toda la primera mitad. No parecía un recién ascendido sino un equipo experimentado jugando ante un novato.

Algo similar sucedió la pasada campaña. El primer partido de la última Liga también fue ante un equipo que acababa de subir a Primera, el Alavés. El choque se decidió en el descuento de la segunda mitad. Gameiro anotaba desde los once metros en el 93. Pero casi sobre el pitido final, en el 95, Manu García igualó el choque y enmudeció el Vicente Calderón. Ahí comenzó todo.

En la siguiente jornada, en el debut del Leganés frente a su afición en Butarque, tampoco pasaron del empate. En esta ocasión ni siquiera lograron perforar la meta rival. Este año la historia se ha repetido, primer duelo de la temporada ante un debutante, primer tropiezo, aunque esta vez fue la peor de las tres sin duda. Unos puntos que el año pasado el Atleti ya echó de menos para poder pelear con Madrid y Barça y esta campaña le podrían pasar factura al final. Deben levantarse rápido si no quieren desengancharse de la Liga a las primeras de cambio.

Últimas noticias