Fútbol

Liverpool 1 (4) - 1 (5) Atlético

¡Campeones de la Audi Cup!

¡Campeones de la Audi Cup!
El Atlético, campeón de la Audi Cup
0 Comentar

La Audi Cup se va para Madrid, con sufrimiento, pero ocupará un hueco en el Museo del Atlético. Los de Simeone se proclamaron campeones del prestigioso torneo en el que participaron el Bayern, Nápoles y Liverpool, superando a este último gracias a una tanda de penaltis que también sirve para vencer a fantasmas del pasado. 

Con una revolución en el once saltó el Atlético al terreno de juego del Allianz Arena. Lo mismo que un Liverpool en el que Klopp se permitió el lujo de dejar en la grada a un futbolista como Coutinho, mientras que perdió por lesión a Sturridge.

El Cholo salió con Moyá; Vrsaljko, Lucas, Giménez, Sergi; Kranevitter, Augusto, Thomas, Kedi; Correa, Vietto. Una alineación que no podía encontrar una mejor ocasión – la final de la Audi Cup – para demostrarle a Simeone que merecen un hueco en la plantilla colchonera. Para los más románticos, habría que esperar a la segunda mitad para poder ver a Fernando Torres enfrentarse a su ex equipo, un Liverpool con el que se dio inicio a una gran relación entre clubes y aficionados a raíz del traspaso del Niño.

El Liverpool llevó la manija de un encuentro al que el Atlético le costaba combinar y trenzar jugadas. Las mejores ocasiones de los británicos llegaron de los pies de un inspirado Woodburn y Solanke pero no lograron materializar ninguna de ellas. El Atlético trataba de llegar al área rival de cualquier forma, sobre todo a la contra, pero el empeño de Correa y Vietto no generaba gran peligro para la portería de los reds.

Hasta que pasada la media hora los rojiblancos – aunque vestían de amarillo – rompieron las tablas. Augusto inició una jugada que cayó a la derecha con Vrsaljko poniendo un balón al corazón del área. Correa remató, el guardameta evitó el tanto del argentino pero con tal mala fortuna que el balón salió rechazado por el larguero y Keidi Bare, muy atento, batió a Ward con un buen cabezazo ajustado al palo. 

Carrusel de cambios

En el segundo acto, los de Jürgen Klopp apretaron, lo que sirvió para demostrar que la solidez defensiva sigue intacta y funcionando a las mil maravillas desde la llegada del Cholo Simeone al banquillo colchonero. El técnico argentino movió fichas pronto, dando entrada a Filipe – por Sergi, que cuajó un gran partido -, Griezmann y Gabi.

El choque seguía en su línea. El Liverpool controlaba la posesión del cuero pero eran incapaces de franquear la zaga del Atleti. Mientras, Vrsaljko era un puñal por banda derecha y Thomas se hizo omnipresente, apareciendo por el centro y por ambos flancos. Donde había que tapar, robar o distribuir, allí estaba el ghanés. 

Llegó el momento para que Fernando Torres se midiese a su ex equipo. Con él entraron otros como Savic, Nico Gaitán, Juanfran y Amath, que disputaba sus primeros minutos de la pretemporada. El delantero de Fuenlabrada entró en juego más que Vietto pero estuvo impreciso en todas sus intervenciones. 

Empata el Liverpool

El conjunto británico se encontró con un penalti a favor, a falta de 10 minutos para el pitido final,  gracias al teatro de Origi ante un ligero toque de Gabi. Roberto Firmino mandó el esférico al fondo de las mallas desde los once metros después de engañar a Miguel Ángel Moyá. El Atleti concedió otra pena máxima, igual que ante el Nápoles, pero esta vez no corrió la misma fortuna, sin duda algo que estudiar y corregir para Simeone y sus pupilos.

Filipe y Savic estuvieron a punto de romper la igualada después de dos córners consecutivos sacados magistralmente por Nico Gaitán, que se sintió cómodo jugando por el costado izquierdo. El gol de Firmino despertó a los hombres del Cholo, pero fue demasiado tarde, ya que el título apuntaba a que se decidiría en la tanda de penaltis.

Borrón y cuenta nueva. Atrás quedaron las temporadas pasadas en las que el Atlético estaba gafado desde los once metros. Griezmann, Torres, Gabi, Gaitán y Filipe no erraron en su responsabilidad. También cumplió Moyá, que con el pie rechazó el lanzado por Henderson y fue suficiente para que los rojiblancos se impusieran y levantaran al cielo de Múnich la Audi Cup.

Últimas noticias