Fútbol

El ‘nuevo’ Atlético no pasa del empate en la fiesta del Toluca (0-0)

Fernando Torres disputa un balón durante el choque del Atlético en México. (atleticodemadrid.com)
0 Comentar

El Atlético se plantaba en el Nemesio Díez para unirse a la fiesta del Toluca, que celebraba su centenario y tenía a los rojiblancos como invitados de lujo. Los de Simeone se estrenaban esta pretemporada, disputando un primer encuentro que valía para ver el trabajo que se ha realizado en las últimas semanas en Los Ángeles de San Rafael.

Simeone optaba por sacar un equipo que podría ser el de gala hasta el próximo mes de enero. Aunque sin Godín y sin Saúl, el resto fue el esperado. Oblak, en la portería; Juanfran, Savic, Lucas y Filipe en la zaga; Gabi y Augusto por detrás de Koke y Carrasco, y en el ataque Fernando Torres acompañando a Antoine Griezmann.

El Atlético no solo estrenó escudo, también vistió por primera vez la segunda equipación, esa amarilla que evoca a grandes recuerdos, como cuando se cantó el alirón de Liga en 2014.

Los colchoneros fueron de menos a más en la primera mitad. Tal vez la altura – 2600 metros por encima del nivel del mar -, la intensa lluvia, o el poco rodaje, causaron que a los de Simeone les costase entrar en el encuentro, viendo como los aztecas dispusieran de las mejores ocasiones del primer tiempo.

Lo mejor de los primeros 45 minutos fue el volver a ver a un Augusto Fernández muy fino, que parecía no haber estado sin jugar durante 10 meses. No defraudó la banda derecha, con un Carrasco que lo intentaba y las subidas del incansable Juanfran. Griezmann dejó sobre el verde una de las virtudes que ha aprendido del Cholo Simeone: el trabajo defensivo.

Ligera mejoría, pero sin gol

La segunda mitad fue la ocasión para ver en acción al resto de futbolistas. El Cholo cambió al equipo, intentando que la motivación de los que se antojan suplentes cambiaran la dirección de un partido que fue más de Toluca en el primer acto que de los rojiblancos. Moya – que sería sustituido por Werner en el 70’ -; Vrsaljko, Giménez, Godín, Sergi; Thomas, Kranevitter, Keidi, Nico Gaitán; Correa y Vietto fueron los encargados de romper las tablas a cero con las que se llegaron al intermedio.

Sucedió lo que suele pasar en partidos como este. Los que no se ven como titulares salen con la motivación de convencer al técnico. Tanto cambió la imagen del cuadro rojiblanco que a los pocos minutos de la reanudación ya habían generado más peligro que en toda la primera mitad. Los futbolistas del filial Sergi y Keidi – Santos Borré entró en su lugar en el minuto 76 – dejaron buenos detalles. Atrevidos, sin complejos y bregadores, así se mostraron los canteranos.

Vietto presionó, pero casi ni la olió. Al igual que Nico Gaitán que fue un reflejo de lo que ha sido su primer curso como colchonero. Kranevitter dio equilibrio a la medular, mientras que Thomas, junto con Godín y Giménez, asumieron el papel de echarse el equipo a la espalda. El ghanés estuvo a punto de abrir la lata, pero el guardameta de Toluca sacó una buena mano.

En los últimos minutos, el choque se rompió, pero siguió la tónica de todo el partido. Pocas ocasiones por parte de ambos equipos, que firmaron lo que podría ser un justo 0-0 pero que deja claro que el Atlético necesita seguir trabajando para el inicio de la temporada.

Últimas noticias