Fútbol

El Vicente Calderón se despidió con un partido de leyenda

Vicente Calderón
Las leyendas cerraron las puertas del Vicente Calderón para siempre. (atleticomadrid.com)
0 Comentar

El Atlético de Madrid dijo adiós al Vicente Calderón con el partido ‘Final de Leyenda’. El espectáculo estaba servido, el estadio entera era una fiesta. Los atléticos llenaron casi por completo el coliseo en el último encuentro de la historia del Calderón. Nadie quería perderse este partido. Jugadores como Ronaldinho, Zico, Seedorf o el mítico portero Higuita formaban parte del equipo de la Fundación Scholas.

Estaba todo listo para la fiesta. El estadio entero cantó el himno a capella antes de dar el pistoletazo de salida al encuentro. Todo comenzó de maravilla para el Leyendas Atlético de Madrid. Fernando Torres abría el marcador con un gran gol que desató la euforia de la hinchada rojiblanca. Pero el conjunto capitaneado por Ronaldinho Gaucho no se lo iba a poner nada fácil.

En el 41 la Fundación Scholas puso las tablas en el marcador, con gol de Mahrez, y cuando parecía que se iban a ir a los vestuarios con empate a uno apareció Higuita, sí Higuita, para hacer el 1-2, de penalti al filo del descanso. Engañó a Leo Franco y marcó. El colombiano había deleitado anteriormente con algún que otro regate arriesgado dentro del área, incluso llegó a lanzarse al ataque.

En la reanudación el equipo dirigido por Abel Resino intentó la remontada, pero sin éxito. Yarmolenko amplió la diferencia con el tercero. El duelo se ponía muy cuesta arriba para el equipo de leyendas del Atleti y eso que Ronaldinho falló un penalti. No había manera de perforar la meta rival. Y llegó el cuarto. Cauthemoc Blanco sentenció el choque con el 4-1.

Nunca dejaron de creer

A pocos minutos del final los rojiblancos gozaron de una gran oportunidad para recortar distancias, pero Salva Ballesta erró la pena máxima. Y poco después llegó el quinto tanto de la Fundación Schola. Con el 5-1 parecía todo perdido, pero si algo tiene este equipo es que nunca se rinde. La afición entonaba el “sí se puede” tras el segundo de Torres desde el punto de penalti. 

Minutos después llegó el 5-3 y casi seguido el 5-4, obra de Pedraza. Los atléticos, liderados por Fernando Torres comenzaron a creer que la remontada era posible. Avasallaron la meta rival en busca de darle la vuelta al marcador, pero finalmente no fue posible. Lo intentaron hasta que el colegiado señaló el final del encuentro, pero murieron en la orilla. Incluso con su entrenador, Abel, bajo los palos.

Todos querían marcar. En más de una ocasión fueron dos a por el rechace en busca de anotar ese tanto que les diera la igualada. El Calderón vibró y se lo pasó en grande en su fiesta de despedida. Risas, cánticos, ovaciones y fútbol en estado de puro. Hubo de todo en el último partido del coliseo rojiblanco. Hasta Ronaldinho quiso ser partícipe de la fiesta y besó el césped al ser sustituido, por lo que se llevó una calurosa ovación. Al final del encuentro el brasileño y Gabi, capitanes de ambos conjuntos, levantaron el trofeo.

Esta fue la última vez que el esférico rodó por el verde del Vicente Calderón, que cierra sus puertas para siempre. Eso sí, una vez más, los aficionados colchoneros disfrutaron viendo a una multitud de míticos y actuales jugadores. Una fiesta ideal para poner el punto y final a la historia del coliseo rojiblanco antes de comenzar su andadura en el Wanda Metropolitano.

 

Últimas noticias