Fútbol

Será el Zamora de la Liga

Oblak vuelve a echar el cerrojo

Jan Oblak, durante un encuentro con el Atlético
0 Comentar

Jan Oblak es virtualmente el Zamora de la Liga Santander de la temporada 2016-2017. Un trofeo que le servirá para revalidar el honor de ser por segundo año consecutivo el arquero menos goleado del campeonato. Contando esta temporada que está a punto de concluir, el Atlético se ha llevado cuatro de los premios al portero que menos tantos ha recibido de los últimos cinco años.

En las últimas temporadas el Atlético ha conseguido terminar cada curso como uno de los equipos menos goleados de España y de Europa. La llegada del Cholo Simeone trajo un cambio radical en la defensa y en la portería colchonera. Una fortaleza en la que se basa el juego de los rojiblancos, pero sin olvidar tampoco el ataque.

Y es que Jan Oblak está a punto de repetir el premio Zamora que ya ganó el pasado curso. El guardameta esloveno se ha colocado como uno de los mejores cancerberos del mundo, demostrándolo partido a partido. Este curso ha disputado 28 partidos, encajando solamente 20 tantos, lo que es lo mismo un coeficiente de 0,71 goles por encuentros. Aún le queda por jugar ante el Athletic, pero salvo una goleada estrepitosa en contra de los colchoneros, Oblak acabará la temporada como Zamora.

El curso pasado tuvo mejores números. Encajó solamente 18 tantos durante los 38 partidos que jugó. Fue titular en todos los encuentros del campeonato, en los que promedió a medio gol encajado por choque. Para ser más exactos, un 0,47 por choque.

En la 14-15 Claudio Bravo se llevó el prestigioso galardón. Pero es que las dos temporadas anteriores – la 13-14 y la 12-13 -, el premio también llevó el nombre de un guardameta del Atlético de Madrid. Thibaut Courtois fue durante dos temporadas consecutivas el Zamora de la Liga, habiendo encajado 29 y 24 goles respectivamente en 37 partidos cada campaña.

Para recordar al último guardameta del Atlético que fue Zamora fuera de la era Simeone, habría que remontarse al año 96, donde Molina fue el arquero menos goleado en la mítica temporada del Doblete. Estos datos refuerzan el trabajo que el Cholo ha llevado a cabo desde que cogió las riendas del club rojiblanco, convirtiendo a la defensa y a la portería en inexpugnables.

Últimas noticias