Fútbol

ATLÉTICO VS EIBAR: JORNADA 36 DE LIGA

Saúl agarra el tercer puesto (1-0)

Saúl anotó el gol de la victoria del Atlético. (AFP)
0 Comentar

El Atlético salió con todo ante el Eibar. Simeone ya lo había avisado en la previa, “hasta el domingo no pensamos en la Champions”. Y así fue, no reservó a nadie y apostó por su once titular con Thomas en el lateral derecho y Carrasco, que en un principio iba a ser suplente y Correa entraba en su lugar, en la punta de ataque junto a Griezmann. Sólo pensaban en sellar esa tercera plaza tras el tropiezo del Sevilla ante la Real Sociedad.

Desde el primera instante, empujados por el Calderón, los rojiblancos asediaron la portería del Eibar, aunque fueron los visitantes quienes dieron el primer susto. Oblak evitó el primero tras un derechazo de Inui. Por suerte se quedo en eso, un susto nada más. Los armeros estaban siendo algo superiores en los primeros minutos del encuentro, el Atleti no terminaba de encontrar su juego.

Se rehicieron rápido y empezaron a golpear con fuerza la meta de Yoel. Pero se toparon con un Eibar fuerte y peleón que se defendió con uñas y dientes para mantener su fortín intacto. Carrasco y Saúl gozaron de las mejores ocasiones para los colchoneros en la primera mitad. El belga se quedó solo ante Yoel, ya batido, tras recortar a su par y la mandó a la grada.

Minutos después, justo antes del descanso, Saúl tuvo en sus botas el primer tanto del encuentro tras un pase atrás de Thomas que le había dejado solo y con el meta armero descolocado, pero la tiró arriba. No era el día del Atleti. Podían haberse marchado al descanso 2-0, sin embargo, no fue así. No lograron precisar las ocasiones y permitieron al Eibar irse más vivo que nunca después de una primera mitad de color rojiblanco.

Faltaba puntería y el Cholo metió más pólvora en la segunda mitad dando entrada a Torres por Gaitán. El Eibar arrancó fuerte con una ocasión de Pedro León, que probó fortuna con un disparo lejano que se fue rozando el larguero de Jan Oblak. El choque siguió el mismo guión de la primera mitad, con el Atleti dominando pero sin materializar las ocasiones, mientras los armeros esperaban su oportunidad.

Saúl decide

Tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompió. A la segunda Saúl no falló y abrió el marcador con un zapatazo raso pegado al poste que hizo estallar al Calderón. Lo estaban intentando pero faltaba definir en los metros finales. Hasta que apareció Filipe para poner un centro raso que deja pasar Torres para que el mediocentro hicera el 1-0.

El gol supuso un golpe de moral para el Atlético. Aunque el Eibar no se vino abajo y tomó las riendas del encuentro. Se intercambiaron los papeles. Ahora eran los visitantes quienes llevaban la iniciativa, mientras el Atleti esperaba para matar el partido a la contra. El tanto de Saúl valía tres puntos de oro que certificaban, casi matemáticamente la tercera plaza.

Pese a sus intentos, los pupilos de Mendilibar no conseguían inquietar la portería del esloveno. Mientras tanto el Atleti reservaba fuerzas para el duelo ante el Real Madrid. La mala noticia llegó en los minutos finales. Godín vio la roja y se perderá el duelo ante el Betis. Tras la expulsión los visitantes se crecieron y metieron el miedo en el cuerpo con el último arreón. Finalmente el Atlético se llevo los tres puntos y se queda a un punto de sellar matemáticamente la tercera posición.

Últimas noticias