Investigación

María Seguí financió a dedo con dinero público de la DGT tres proyectos de su marido

Maria-Segui-DGT
La directora general de Tráfico, María Seguí.
0 Comentar

La Dirección General de Tráfico (DGT), bajo el mandato de María Seguí, ha financiado al menos cinco proyectos de investigación del Instituto Universitario de su marido. Tres de ellos fueron a dedo (dos en 2012 y uno en 2013) y en los tres figuraba como dato reseñable en el documento de la adjudicación de la DGT que López Valdés era miembro del equipo de expertos. El resto fue por concurso y no consta su participación directa, a pesar de estar integrado en el grupo de investigadores.

La vinculación de este matrimonio con la investigación científica de los accidentes de Tráfico viene de lejos. Durante años, María Seguí y Francisco López Valdés se dedicaron juntos a los trabajos en este sector. Así, hasta febrero de 2012, cuando ella es nombrada directora general de Tráfico mientras él continuaba con su labor de antaño.

Año y medio después de tomar posesión, en octubre de 2013, Seguí aprobó el Plan de Investigación 2013-16 al que pretendía destinar casi 1,6 millones de euros anuales para desarrollar proyectos en siete áreas y 21 líneas diferentes.

segui-dgt-lopez-valdes
Juan José Alba, segundo por la derecha, y María Seguí escuchan las explicaciones del marido de la directora de la DGT, Francisco López Valdés.

Seguí destacó entonces su reto: “Por primera vez, la DGT aplicará un sistema de gestión de fondos basado en una convocatoria pública dentro de la ley de subvenciones. Dentro de este plan, se financiarán proyectos a nivel nacional o regional. La convocatoria se dirigirá a centros investigadores y tecnológicos. La selección de proyectos se realizará esencialmente bajo criterios técnicos y de oportunidad como la adecuación al Plan de Investigación”. Admitía así que hasta entonces la financiación de las investigaciones no se había hecho por convocatoria pública. Pero ella incurriría en ese viejo sistema ajeno al concurso antes de poderlo hacer con todas la garantías legales.

El equipo de su marido, ubicado en la Universidad de Zaragoza, no vio ningún problema en presentarse a una convocatoria restringida de su esposa previa al concurso publicitado en 2013. Ni ella tampoco. López Valdés y su grupo de investigadores resultaron adjudicatarios de varios estudios, según ha podido comprobar este diario. Ni ella se recató de autorizar las ayudas ni él de presentar personalmente los estudios y de agradecer públicamente que se habían financiado con dinero del departamento de su esposa.

dgt--marido-segui
Documento del estudio financiado en 2012 por la DGT al grupo investigador del marido de María Seguí. (clic para ampliar)

En concreto, en 2012, un año antes de publicitarse tal macroconcurso de ayudas a la investigación, la DGT ya estaba financiando un programa del marido de Seguí. El proyecto se llamaba ‘Evaluación en colisiones y de dispositivos de seguridad infantil para niños con discapacidad’. Los autores eran Juan José Alba y Francisco José López Valdés. Era el equipo investigador del TESSA (I3A) (Instituto Universitario de Investigación en Ingeniería de Aragón), de la Universidad de Zaragoza. 

Ese mismo año, 2012, la DGT financió también al mismo equipo, con iguales nombres de los investigadores, Francisco López Valdés y Juan José Alba, un ‘Estudio naturalístico de las situaciones de desplazamiento fuera de posición de niños con discapacidad’.

dgt-marido-segui
Documento del segundo estudio financiado en 2012 por la DGT al grupo investigador del marido de María Seguí. (clic para ampliar)

Un año más tarde, en 2013, según datos oficiales de Tráfico, este mismo equipo vuelve a ver financiado un proyecto investigativo con fondos de la DGT. El proyecto se llamaba ‘Estudio piloto de evaluación del comportamiento de dispositivos de seguridad infantil en vehículos reales’. El equipo investigador no era otro que “Francisco J.Valdés (Tessa Universidad de Zarogoza), Oscar Juste (Universidad de Zaragoza) y Juan José Alba (Universidad de Zaragoza)”.

En definitiva, siempre adjudicaciones a dedo de la DGT dirigida por María Seguí al mismo equipo de Investigación en Ingeniería de Aragón de la Universidad de Zaragoza que después acabó como el rosario de la aurora, y donde hoy Alba acusa a López Valdés de corrupto.

dgt-marido-segui
Documento del estudio financiado en 2013 por la DGT al grupo investigador del marido de María Seguí. (clic para ampliar)

El hecho destacable es que, como confirman portavoces de DGT, ninguno de estos tres proyectos se hizo al amparo del concurso que Seguí había ideado en 2013, y que sólo fue operativo a partir de 2014. Por tanto, los tres proyectos de los que López Valdés fue beneficiario fueron financiados a dedo por la Dirección General de Tráfico, sin mediar concurso alguno por el departamento que dirigía su esposa.

Portavoces de Tráfico matizan que sí se hizo una videoconferencia con una veintena de investigadores que estaban interesados en ver financiados sus proyectos. En todo caso, esta fórmula no está recogida en la ley de contratos públicos como método legal de concurrencia de ofertas.

Los mismos portavoces de Tráfico no supieron precisar el monto de tales ayudas a los proyectos de Seguí. Pero estas fuentes en defensa de la directora general destacaron que de las 200 ayudas concedidas sólo tres recayeron en Tessa, el equipo investigador zaragozano de López Valdes. Y señalaron que López Valdés no lideraba tales proyectos, sino que era un investigador más. En todo caso, los tres contratos de la DGT le destacan como uno de los investigadores, sin destacar si tuvo un papel preeminente o secundario.

Más contratos para el instituto de López Valdés

Al margen de estas tres subvenciones a dedo a proyectos expresamente vinculados al marido de la directora de Tráfico, este diario ha localizado sendas subvenciones en 2014 y 2015 hacia el instituto en el que trabaja López Valdés. Y la Universidad de Zaragoza está en lista de espera para 2016 con tres proyectos pendientes de resolución para ser subvencionada por la DGT.

Por tanto, la dirección que desempeña Seguí al menos ha financiado cinco proyectos del instituto aniversario I3A, en donde es destacado miembro y profesor su marido.

segui-marido-lopez-valdes-dgt
Laboratorio del Instituto I3A de la Universidad de Zaragoza, donde trabaja López Valdés.

El detalle de los proyectos financiados al margen de los tres otorgados a dedo en 2012 y 2013 es el siguiente.

La DGT financió en 2014 el ‘Análisis de las claves de desarrollo de los criterios de diseño de la señalización variable teniendo en cuenta el factor de su internacionalización, presente y futura’. El beneficiario de esta ayuda, unos 50.000 euros, fue la universidad de Zaragoza. La escueta referencia administrativa del contrato era spip2014345. Pero si se comprueba el nombre del trabajo subvencionado con la labor del equipo de López Valdés en la universidad de Zaragoza todo queda aclarado: el estudio recayó en el instituto investigador en el que trabaja su marido (I3A). Y agradecen en su memoria la subvención de la DGT.

En 2015, nuevamente, Tráfico otorgó otra subvención a la Universidad de Zaragoza bajo el rótulo de ‘Proyecto para una movilidad viaria avanzada basada en un enfoque proactivo de evaluación de la señalización’. El estudio lo asumió nuevamente el instituto donde trabaja su marido, I3A, que recibió una vez más otros 50.000 euros.

Discursos indiscretos

Por si no quedaran dudas del apoyo financiero que recibe López Valdés del departamento que dirige su esposa, este investigador año tras año publicita en sus discursos a quién le debe tales ayudas. En una conferencia en 2014 al presentar su trabajo ‘Comparison of the performance of child systems a variant of the ece r44 bench and a vehicle seat’ (Comparación de los resultados de una variante de la sillita infantil) destacó que había sido “parcialmente subvencionado por la Dirección General de Tráfico de España, contrato 0100dgt2308”. Eso lo dijo en el capítulo de agradecimientos, pese a la involuntaria puñalada política de la frase para su esposa.

Y otro tanto hizo en 2013 al presentar su ‘Preventing Pediatric Out of Position in Frontal Crashes: Impact Assessment of a Head Support System’ (Prevención pediátrica fuera de su posición en choques frontales: Evaluación del impacto del sistema de soporte de la cabeza). Ese año nuevamente agradeció la labor del departamento de su esposa: “The Spanish General Directorate of Traffic (DGT) and the regional government of Aragon partially funded the study”. En suma, el departamento de su esposa le había financiado el proyecto junto con el Gobierno de Aragón.

En octubre de 2013, Seguí visitó el centro de investigación TESSA de Zaragoza donde trabajaba su marido, cuya labor ya venía subvencionando desde el primero año de su mandato. Y no dudó en mojarse: felicitó al Gobierno de Aragón y a la Universidad de Zaragoza por poner en marcha este proyecto y mostró su total respaldo a esta labor científica en pro de  “la mejora de la seguridad vial”.

Últimas noticias

Lo más vendido