El robo chavista de 1.500 millones de dólares preveía desviarlos a Maldivas, Panamá y España

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. (Foto: Getty)

El plan del Gobierno de Nicolás Maduro para saquear el Fondo de Garantías y Depósitos (Fogade) de Venezuela consistía en evadir 1.500 millones de dólares a Suiza pasando primero por dos fondos fiduciarios en Maldivas y Panamá y, finalmente, una parte tendría como destino unas cuentas bancarias españolas, según documentos internos de la operación en poder de OKDIARIO.

El primer destino del dinero de Fogade era la empresa Energy Petroleum Swiss, a través de un acuerdo firmado en poder de este diario, pero que no se materializó. A continuación, el plan de los mandos militares chavistas implicados en la operación pasaba por desviar el dinero a dos paraísos fiscales: Maldivas y Panamá.

VenezuelaPor un lado, parte de dinero debía destinarse a un fiduciario en las islas Maldivas a nombre de Noahs Ark PVT Limitated. El precontrato detallaba que este fiduciario asumiría un tercio de los fondos para demostrar la fiabilidad de la operación. Inicialmente, la cantidad del dinero del Fogade adscrita a este plan era de 1.500 millones de dólares.

Este fiduciario debía negociar con las empresas a las que, supuestamente, se debían comprar productos petrolíferos no venezolanos. A cambio, el fiduciario recibiría un porcentaje del capital depositado en Maldivas. Supuestamente, unos 200 millones de euros.

Pero el dinero saqueado por el Gobierno de Maduro no sólo debía desviarse a este paraíso fiscal. Según los documentos manejados en la operación, la empresa suiza debía firmar un acuerdo de cesión del contrato de 1.500 millones de dólares con Fogade a una empresa radicada en Panamá, denominada Velcast Corporation.

Este diario tiene un documento firmado por Luis Miguel Velásquez en nombre de esta empresa panameña con la empresa suiza, cuyo dueño, Nicolás Cicchetti, asegura que el acuerdo no llegó a existir.

Pero Cicchetti, el empresario venezolano que controla la empresa suiza origen de este intento de saqueo, sí admitió que Velásquez tuvo un papel crucial en la genésis de esta operación. “Era un coronel retirado que hizo de unión con los políticos venezolanos al que hice regalos para su esposa y para su amante”, reconoció Cicchetti a OKDIARIO.

Pero a tenor de estos documentos, este coronel tenía planeada una mordida muy superior a aquellos sobornos. Es una realidad, comprobada por OKDIARIO, que Velásquez posee la citada firma en Panamá y el documento no deja lugar a dudas. El coronel retirado iba a desviar para sí el dinero que debía servir para garantizar los depósitos venezolanos.

Nicolás Cicchetti, dueño de Energy Petroleum Swiss, jura que el dinero del Fogade, 1.500 millones de dólares, no llegó a sus manos. Pero no puede garantizar si, finalmente, la operación se hizo por otra vía y le dieron esquinazo los mandos chavistas. Porque la empresa panameña fue inscrita un mes después de la firma del acuerdo entre Fogade y Energy Petroleum Swiss. Y sigue activa.

Resulta ilustrativo de la mezcla de corrupción y Ejército chavista que el que aportaba el dinero era una militar, Frang Rafael Morales, vicepresidente de Fogade, y el receptor en el paraíso fiscal panameño, otro militar, Velásquez.

Existen sospechas de que parte del botín de los 1.500 millones de dólares debía llegar a España. Unos números de cuentas utilizados en el plan así lo apuntan. Esto corroboraría la tesis de los servicios policiales de EEUU: España es el destino de los fondos de la corrupción y el narcotráfico de los dirigentesa chavistas.

Comentar

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies